Rajoy = Nixon

Encontramos algunas similitudes entre Rajoy y Richard Nixon.

Tanto Nixon como Rajoy han conseguido con su mentira continuada y lamentable forma de comunicar, despertar todo tipo de recelos entre quienes les escuchan.

En el libro de Lakoff, “No pienses en un elefante” se pone como ejemplo la intervención de Nixon que una vez acorralado por sus mentiras continuadas se presentó delante de la prensa para decir que él no era un ladrón – chorizo (I’m not a crook). Corría noviembre de 1973, ya llevaba más de un año siendo acusado por la prensa y por la ciudadanía y el tipo negaba una y otra vez. Finalmente tuvo que devolver 400.000 dólares al fisco y renunciar a su puesto de Presidente de Estados Unidos.

En el vídeo, Nixon hace una interpretación maravillosa. Su voz se quiebra. Pero fue torpe, muy torpe diciendo que él no fuera un crook, ya que su afirmación colaboró en que cerca del 40% de la audiencia pensara en ese mismo instante que lo era (ese es el motivo del título del libro de Lakoff)

La intervención de Rajoy del pasado sábado tiene un momento estelar (¡pobrecillo Rajoy y pobrecillos nosotros por tener ser tan torpe como Presi!). El Presidente de Gobierno dice en su declaración exculpatoria que está leyendo porque no quiere decir una palabra más alta que otra. En ese mismo instante supimos que en su negación (excusatio non petita accusatio manifesta) se encontraba la verdad: lee porque no puede (en realidad no quiere, no le conviene) decir la verdad.

Rajoy dice que nos va a enseñar su declaración de la Renta. Como ya circula por las redes sociales, esa propuesta es estúpida. En su declaración no vendrá el dinero negro y es comparable a la del Dioni proponiendo que se vea su declaración de la Renta para que estemos seguros que no ha robado un furgón lleno de dinero.

Cospedal y Sáez de Santamaría hacen el mismo papel que los colaboradores de Nixon. Una, la primera, mentir y poner en entredicho y mala situación a otros compañeros que han dicho la verdad. La segunda hacer una apología de Rajoy y su sacrificada labor de servicio público.

¡Huachaferías!, como diría Vargas Llosa. Gilipolleces indignantes como diríamos los del Partido del Sentido Común.

Nixon y Rajoy se parecen en muchas cosas más. Ambos niegan, ambos denuncian (uno al NYT, el otro dice que lo va a hacer a El País), los dos dicen que no están en la política por dinero. Si Rajoy sigue los parámetros de Nixon, le quedan aproximadamente dos años para que dimita.

Seguramente los dos pensaron que ellos estaban por encima del bien y del mal. Ambos dijeron ¡qué hijos de puta! cuando vieron que periodistas sacaban a la luz sus verdades, tanto uno como el otro utilizaron el concepto campaña orquestada (los secuaces del PP dicen “campaña orquestada ahora que las cosas estaban remontando” – manda huevos)

Nos gustaría ver lejos de aquí tanto sinsentido común.

¡Viva el Partido del Sentido Común!

#niPPniPSOE. Apoya con tu firma este movimiento para que encontremos gente honrada, generosa e inteligente. Que las hay. https://www.change.org/es/peticiones/al-conjunto-de-los-espa%C3%B1oles-que-nos-comprometamos-a-no-votar-al-pp-ni-al-psoe

Share
Categoría: General

Cuida de tu dignidad

El Partido del Sentido Común ha sido invitado a dar una charla a chavales de primero de bachillerato en una actividad que tiene como eje conductor “la ética del cuidado”. Nos han dado a elegir y hemos elegido hablarle a los jóvenes sobre el cuidado de su dignidad.

Es posible que casi nadie – ni siquiera los políticos corruptos – consideren que han atentado contra su dignidad. El ladrón indeseable justifica sus acciones refugiándose en vulgaridades – lo hacen todos, no iba a dejar yo de hacerlo, no soy tan tonto - o en un cinismo que puede ser tan preocupante como verdadero – lo hice por la organización, que me lo pidió.

Los del Partido del Sentido Común tuvimos la oportunidad de conocer a Luis Bárcenas de quien ahora se demuestra que tuvo hasta 22 millones de euros en una cuenta suiza. Le conocimos en el PP y su poder era grande, muy grande. Su actitud simpática y paternalista, detrás de un puro desafiando a la ley anti tabaco (como en muchos otros despachos del PP)

Tras su imputación tuvimos la oportunidad de encontrarnos en el restaurante Aspen en La Moraleja madrileña. Ante nuestra educada y retórica pregunta, ¿Cómo estás? su respuesta, “Imagínate, después de esta persecución” nos daba a entender que todo había sido un montaje contra su persona. Insidia, infamia.

A continuación le preguntamos por su actual destino. Nos miró con sorpresa..”pues en Génova, con mi secretaria. Faltaría más”. Sería interesante y crucial saber si es cierto lo que decía Bárcenas, que seguía en el PP. Seguro que más de diez periodistas lo saben, aunque no lo digan.

Iñaki Gabilondo habla hoy en su vídeo diario sobre la corrupción y la autocrítica. La autocrítica es a la clase periodística por investigar sólo lo que les interesa.., otra forma de corrupción, otra forma de descuidar la dignidad. Creemos que Iñaki hace bien en sacar el tema, hubiera sido de agradecer que hubiera entonado un mea culpa personal por actuaciones que le hicieron ser – además de parecer – un periodista sesgado ideológica y empresarialmente (vendió su independencia a su amo)

Si uno no cuida su dignidad no cuida el respeto a los demás (y por supuesto a sí msimo). Así , la única ley que sirve es la del más fuerte. Hay algunos filósofos – con los que no compartimos pensamiento – que asentirían diciendo “así es, la sociedad, la vida la gana el más fuerte”. Algunos sofistas griegos consideraron que esa era una ley de la Naturaleza. Algún descuidado de su dignidad y que además se haya preocupado de leer, podrá argumentar que ese es su papel en la vida.

Aparentemente, muchos de los más fuertes son los que dejaron hace tiempo de cuidar de su dignidad, aunque ellos no sepan de que les estamos hablando.

Vivimos en la confianza que los estudiantes a los que hablemos se sientan más orgullosos de cuidar su dignidad que de cuidar su fuerza.

Ojalá tratemos de coger cada vez más el pequeño barco llamado Dignidad..como reza la maravillosa canción de los Deacon Blue que nos ha recordado una admirada, admirable y querida amiga..

Share
Categoría: General

Sentido común y educación

Vamos a ir construyendo y escribiendo poco a poco nuestros compromisos desde el Partido del Sentido Común.

Ojalá podamos contar con tu participación e inteligencia para poder ir completando nuestro programa. Hemos creado una cuenta en Twitter, pero tiene menos seguidores que la del Papa. Es @SentidoComunPar. Síguenos, por favor, aunque todavía no hemos empezado a tuitear.

Iremos creando nuestras propuestas de forma desordenada, ya habrá tiempo – para las próximas elecciones quedan tres años (que es verdad que pasan volando) – para ponerlas en orden.

Ante tanto sin sentido común no hace falta más que propuestas claras, que cualquier ciudadano sepa identificar como posibles y que lejos de cualquier sofisticación supongan un paso adelante y de gigante en la gestión. Nuestro objetivo es conseguir crear una sociedad que viva mejor. Sí, nuestro objetivo no es el PIB, nuestro objetivo es la calidad percibida de la vida.

Como nos gusta tanto la educación, empecemos con alguna propuesta para esta función vital de la sociedad.

- Habrá un pacto educativo para los siguientes 15 años. Para alcanzar ese pacto educativo, el Partido del Sentido Común propondrá al resto de partidos una serie de profesionales que se constituirán en el órgano consultivo de la educación. Ese grupo de profesionales será consensuado con el resto de partidos. Uno de los pactos primordiales será despolitizar la educación. Se reservará un 10% del programa educativo para que sea decidido por los colegios y los padres para reforzar las áreas que estos consideren más importantes.

- Ese pacto educativo tiene, entre otros, los siguientes objetivos:
* Constituir un pacto educativo social en el que profesionales de la educación nos digan a los diferentes agentes educativos (padres, colegios, profesores, medios de comunicación y otros agentes sociales) cuáles son nuestros deberes con la educación y cómo coordinar nuestros esfuerzos mejor. Directrices claras con un solo objetivo: que nuestros alumnos sean mejores personas y estén mejor preparados.
* Conseguir que los profesores tengan el respaldo y respeto de la sociedad. Se pedirá la colaboración de las personas que constituyan un ejemplo para los diferentes colectivos al objeto de lograr que el profesor sienta un estímulo y recupere el valor social que nunca debería haber perdido.
* En las comunidades con dos lenguas oficiales, las dos lenguas serán vehiculares. Las dos deberán tener una presencia en el programa de al menos un 40% (exceptuando lenguas extranjeras). Serán los padres de los alumnos los que por votación elegirán cuál es la lengua que prefieren que tenga mayor presencia (60%) o si prefieren que las dos sean vehiculares al 50%.

Seguiremos escribiendo sobre educación y sobre otros temas.

Entre tanto, te dejamos con un mensaje relacionado con la educación que hemos escrito para el Blog Canal Educación y que ojalá te guste.

Aquí esta…. http://www.blogcanaleducacion.es/por-que-no-hacen-lo-que-quiere-la-gente/

¡Viva el Partido del Sentido Común!

Si eres madre o padre, permíteme que te recomiende un libro que hemos publicado este año titulado “Gestionando Adolescentes”, Puedes ver de qué trata e incluso comprarlo aquí ;) http://tienda.wkeducacion.es/epages/wkeducacion.sf?ObjectPath=/Shops/wkeducacion/Products/X2012834

Share
Categoría: General

Malas noticias.

El Partido del Sentido Común estuvo como oyente en la presentación del informe de Transparency International España donde se presentó el índice de corrupción en el mundo
España ocupa el lugar 30, empatado con Botswana.

En la presentación el gran y admirado D. Antonio Garrigues Walker dijo que debíamos saber que la corrupción tenía solución, que nos podría parecer que no…., pero que tenía solución.

En su exposición, Garrigues Walker dijo que había una serie de elementos que estaban directamente correlacionados con la corrupción: calidad democrática/institucional, situaciones acentuadas de crisis o riqueza, que haya legislación que castigue la corrupción y la calidad ética de la sociedad civil, algo que tiene mucho que ver con los valores que se transmiten en la educación (que no únicamente en el sistema educativo. ¡ojo padres!)

El Partido del Sentido Común intervino en esa jornada, reflexionando y preguntando.

Agradecimos el ánimo que nos daba D. Antonio diciéndonos que la corrupción tenía solución. Pero le dijimos que nuestra impresión es que estaba incorporada en el ADN de nuestra sociedad. Que el diagnóstico popular era bien diferente.

Propusimos tres elementos relacionados con el cambio en la corrupción y lo transformamos en preguntas:

1) Habrá menos corruptos con mejores ejemplos. Así ocurre en la familia, en el trabajo y también en la sociedad civil. Rajoy, Zapatero y la casta política en general son malos ejemplos. Son corruptos porque admiten la corrupción y la alientan. Son cómplices de comportamientos que su inteligencia sabe que están mal. ¿Por qué no son capaces personas que sean buenos ejemplos para la sociedad de levantar su voz (más allá de una pequeña rueda de prensa como la de ayer) y participar activamente en la vida pública, denunciando lo que está mal y defendiendo los intereses de los ciudadanos? ¿Por qué no transforman su inteligencia (innata y desarrollada durante la vida), su influencia en un ejemplo para los ciudadanos?

2) Habrá menos corrupción si en la educación – especialmente en la universitaria – recordamos a los alumnos que los conocimientos que están recibiendo son para utilizarlos bien. Habrá que decirles a los alumnos que los profesores se sentirán defraudados si mañana esos conocimientos que les están dando los utilizan mal, que todos los compañeros se sentirán traicionados, que la sociedad se sentirá herida por su comportamiento. No, en la Universidad se trasladan herramientas en forma de conocimientos técnicos y poco de qué hacer con el martillo: si sirve para clavar un clavo o para matar.

3) La comunicación. Hagamos campañas ingeniosas que ridiculicen al corrupto. No solo al de la clase política, sino a ese cerdo que hace negocios propios a costa de su empresa, malutilizando los recursos de esa comunidad que dirige, cuidando su culo mientras descuida el de todos los demás, haciendo uso abyecto del poder que le han confiado otros.

Malas noticias. D. Antonio contestó que ya se había presentado a unas elecciones con pésimos resultados (en la operación Roca con el PRD) y no contestó a nuestra pregunta de por qué no hay gente que quiera ofrecernos buenos ejemplos y que rete a la casta política.

Malas noticias. Jesús Lizcano, catedrático de la UAM y presidente de Transparency International España dijo que el papel de la Universidad no es ese y recordó que al terminar el curso, él sí decía un mensaje en esa dirección (¡un solo mensaje!)

Si los que promueven un órgano de análisis para la transparencia, se sienten tan comprometidos con ella y son tan inteligentes (que te aseguro que lo son) se conforman con publicar un índice y no actuar, tomar cartas en el asunto, debemos preocuparnos.

Sin duda urge. Necesitamos el Partido del Sentido Común. Ya dejaremos de escribir sobre asuntos que nos pasen, desde hoy empezamos a escribir el programa. ¿Nos ayudas?

¡Viva el Partido del Sentido Común!

P.D. El gráfico que encabeza este comentario es una adaptación de los pensamientos de Antonio Garrigues Walker y los nuestros.

Share
Categoría: General

Es mejor que no trabaje en Iberia

Decía un amigo del Partido del Sentido Común, al que no vemos hace muchos años, que “los Bancos ganan tanto dinero que les importa poco sus clientes y sus empleados”.

Los empleadores de los Bancos, conocidos como banqueros, han sido capaces de comprar la dignidad de sus empleados (de algunos de ellos, los que más pasta ganan) – conocidos como bancarios – y muchos de estos han sido tan crueles consigo mismos como para venderla (la dignidad). No hay más que ver Inside Job o Margin call para refrendar esta afirmación.

A los Bancos les importa poco sus clientes, sus empleados y ahora sabemos que no le importamos nadie.

Ayer un integrante del Partido del Sentido Común se dispuso a reservar un viaje a Latinoamérica a través de Iberia en su página web. El vuelo que eligió sale de Madrid a las 00.35. Es común – le ocurre incluso a algún piloto – confundir el día de la reserva pensando que uno está reservando la noche del día siguiente cuando en realidad es la madrugada del día en cuestión. Esperamos habernos explicado.

El potencial pasajero en cuestiuón reservó el día equivocado y doce minutos después estaba llamando al teléfono de Iberia para explicar lo que le había ocurrido. Después de quejarse y re-quejarse no consiguió que Iberia dejara de cobrarle los gastos de cancelación.

“Una empresa que trata así a sus clientes, no merece tener clientes”, le dijo al operario
Este le respondió que tenía la razón.
“Es mejor que Vd. no trabaje allí, salga en cuento pueda”
“No me queda más remedio por el momento, tiene Vd. toda la razón” volvió a confesarle el empleado.

Entre tanto, seguramente los directivos de Iberia estarán pensando cómo hacer la compañía viable. Los directivos deben saber que por mucho dinero que almacenen, la van a palmar (que van a morir, fallecer, desparecer de la faz de la Tierra) antes o después, que el dinero no hará más felices a sus hijos y que su paso por la vida ha sido para el resto de los mortales – incluidos de forma principal sus empleados y clientes – negativo. Vamos, que para muchos – entre los que se incluyen unos cuantos integrantes del Partido del Sentido Común – hubiera sido mejor que no hubieran nacido.

Si pones en Google “Iberia desastre” te sale la foto de este buen (queremos decir mal) señor.

Como dice la psicóloga María Jesús Álava es falso que tó el mundo sea bueno. Los hay malos y hay que procurar defenderse de ellos. Por cierto, nuestros respetos y admiración, querida María Jesús.

Mientras intentamos hacer desaparecer de nuestra mente a los malos (ya lo hemos conseguido ;) ) ¿sabes lo que te decimos?….

… ¡Viva el Partido del Sentido Común!

P.D. Un abrazo a S., nuestro gran amigo piloto, a la novia de nuestro amigo Javier y a otros inocentes que han coincidido con este grupo de maletas, farsantes egoístas en Iberia.

Otra P.D.: Recomendamos la lectura del libro “Los diez pecados capitales del jefe”. Se puede comprar la obra en este link http://libros.fnac.es/a726717/Leo-Farache-Los-diez-pecados-capitales-del-jefe. Es una obra fantástica :) . Gracias por tu confianza, gran Manolo Pimentel.

Share
Categoría: General

Alejados

Los del Partido del Sentido Común hemos estado ocupados organizando un Homenaje a la Pyme www.homenajepyme.com.

La leyenda de ese encuentro es “Si a la Pyme le va bien, a todos nos va bien”. El gran Mario Alonso Puig respondió sobre si le parecía bien esta leyenda: “Es de puro sentido común”.

Además de Mario Alonso Puig (te admiramos mucho), acudieron como ponentes personas con Manolo Pimentel (te queremos, querido Manolo), Fernando Botella (impresionante), Silvia Guarneri (encantadora), Agatha Ruiz de la Prada, Richard Vaughan (contundente, claro y bueno)..y otros muchos más. Todos ellos de primer nivel, cojonudos, disculpa el vocabulario.

Todos ellos generosos, con una sola intención: ayudar, contribuir a que las Pymes les vaya bien para que a todos nos vayan bien. Más de 1.100 empresas les escucharon. La leche, con perdón.

Una vez terminado nuestro Homenaje Pyme, debemos hablar de quiénes dicen representarnos. Nos pareció oportuno invitar a representantes públicos. Lo hicimos al Ministerio de Economía, al de Trabajo, al de Industria, se lo comunicamos a la Secretaría de Estado de Comunicación. Se lo dijimos a la Alcaldesa de Madrid, al Presidente de la Comunidad Autónoma de Madrid.

Hablamos con jefes de gabinete, con altos funcionarios. Hubiéramos entendido – no faltaba más – una negativa. Es fácil: “El ministro no puede ir, está ocupado. Puede ir el bedel”. Pero no, nos dieron largas, “intentará ir”. El tema, como dice el gran Mario Alonso Puig era, es de puro sentido común, es decir, no les afecta. Alejados y mal educados. Que os den.

Debemos decir que también invitamos a Juan Carlos, Rey de España (nos parece tan infantil lo de Su Majestad, lo sentimos) y la Casa Real contestó elegantemente en tiempo y en forma.

Invitamos a periodistas y apenas vinieron. ¿Cuántos hubieran acudido si un ministro, la alcaldesa o el Presidente de la Comunidad hubieran venido? Muchos es la respuesta. Los periodistas tan cerca de los políticos sufren por ósmosis con ellos, un alejamiento de la sociedad. Y así van las cosas en los medios de comunicación y en la profesión.

Necesitamos que algunas personas – quizás estés tú entre ellas – penséis si hay alguna manera de cambiarles, destronarles, erradicar la casta que tanto daño nos hace. Quizás debas dar un paso adelante, dejar lo que estés haciendo y ayudarnos. Nosotros, desde nuestra modestia, nos sumamos.

¡Viva el Partido del Sentido Común!

Puedes seguir a Homenaje Pyme en Twitter @homenajepyme y #homenajepyme, en Facebook y en su página web.

Share
Categoría: General

Más que conocimiento, sabiduría

¿Y Vd. de dónde es? – le preguntamos al dueño del pequeño bar al que acudimos de vez en cuando.

Yo soy un paleto, de un pequeño pueblo de Cuenca – nos contesta

A pesar de lo poco que hemos hablado , creemos que Vd. tiene bastante más de sabio que de paleto.

Se trata de la sabiduría del sentido común, ese sentido casi innato y que nos encargamos de destrozar, sin misericordia, con la sofisticación del coleccionista de conocimiento.

La misma sabiduría que encierra una de las hijas del Partido del Sentido Común, que tiene 14 años.

- Nuestro profesor nos ha pedido que redactemos algunas líneas con algo de política y que expresemos nuestra opinión – nos dice esta adolescente. (Gracias, Eduardo, por ser un profesor tan sabio)

El integrante del Partido del Sentido Común le explica a su hija la situación por la que pasan muchas familias españolas que son desahuciadas, sacadas de su vivienda. Le explica cómo se llega a esa situación, por qué el banco no se queda satisfecho ni conforme con la devolución del piso, lo que es la dación en pago.

- Papá – dice con una sonrisa nerviosa, incrédula – eso no puede ser así, es imposible.

- Dilo, ese puede ser tu comentario. Los políticos han hecho, patrocinan y observan impasibles (hasta que se suicidan seis) una realidad imposible. Exactamente lo que le parece a una persona joven, pero sabia como tú.

Para hacer política de verdad el bar, los niños, el taxi pueden y deben ser fuentes de inspiración y alimento. Fuentes de sabiduría. Si lo que estamos haciendo le suena mal al del bar, al niño y al del taxi algo no funciona.

Es el tratamiento del dato puro y duro. Estadística de primera.

¡Viva el Partido del Sentido Común!

Share
Categoría: General

Pequeños gestos, grandes soluciones

Creemos que esta es una idea de sentido común – pero poco utilizada – en la educación.

Esperamos que te guste…, ha sido publicada en el Blog Canal Educación de Wolters Kluwer.

Blog Canal Educación

Si se te ocurren más ideas de sentido común para la educación, te las agradeceremos mucho.

¡Viva el Partido del Sentido Común!

P.D. Permítenos recomendar el libro Gestionando Adolescentes. Seguimos recibiendo comentarios muy agradables y recomendaciones para posteriores obras. Aquí tienes el link de la editorial donde puedes consultarla, ver el vídeo del autor y comprar el libro si lo deseas: Gestionando adolescentes

Share
Categoría: General

La mierda del sueño americano


Aún sabiendo todo lo que sabemos, queremos parecernos a ellos.

Los del Partido del Sentido Común sabemos bien qué es lo que tanto nos gusta de ellos. Ver que copan la lista de los ricos en Forbes, que tienen a sus Universidades entre los primeros puestos de todos los ranking, sus rascacielos, son los primeros en los Juegos Olímpicos, su democracia, sus medios de comunicación..en Estados Unidos vales lo que tienes y eso le mola a muchas personas, a demasiada gente… quizás a la mayoría.

Nosotros, los del Partido del Sentido Común, los detestamos. No, perdón, no les detestamos a ellos, sino a su modelo. Ese que han exportado con tanto éxito y tanto daño nos está haciendo. Admiramos su practicidad, sus Universidades, la capacidad para haber conseguido que su idioma se convierta en universal.., criticamos y despreciamos su culto a la persona, a la riqueza, al egoísmo.

Estados Unidos es el segundo país de los primeros 35 más ricos del mundo con el ratio más alto de niños pobres según la Unicef.
Estados Unidos es el país con más personas encarceladas.
Estados Unidos es el segundo país con el ratio más alto de personas obsesas, después de Méjico.
Delante de Estados Unidos hay 48 países con tasas de mortalidad infatil menor.
Estados Unidos gasta 10 veces más energía per cápita que Japón y dos veces más que Alemania.

Les da igual todo – ecología, salud, igualdad, justicia – con tal de saber que algún día podrán ser ricos, aunque la mayoría nunca lo lleguen a ser.

Todos estos datos son sacados de un fantástico artículo del New York Times donde se viene a mostrar que a los ciudadanos norteamericanos (a la mayoría, a los que dan el puesto de Presidente) no les interesa saber de estas cosas y si algún candidato hablara de ellas, perdería probablemente las elecciones.

El americano es individualista, egoísta, ambicioso, confunde progreso con dinero. Los del Partido del Sentido Común les respetamos (no seríamos tan torpes como Zapatero y no levantarnos cuando pasara su bandera), pero queremos alejarnos de su modelo (no seríamos tan torpes como Rajoy y Zapatero para seguir sus dictados y mirarles como los dioses a seguir).

“Mi hijo gana 70.000 dólares, tiene un Audi no se qué y sólo tiene 25 años” “Puede ir a los mejores restaurantes de Nueva York sin pestañear, viaja en primera clase…” Así es como un americano nos relataba la felicidad de su hijo y la suya por haber conseguido que su descendiente sea una persona de éxito, que sabe que su objetivo es ganar más.

Volvamos a España. Somos el país de la UE donde más han crecido las desigualdades. Seguimos persiguiendo al PIB, la inflación, los datos macro. Creemos que si la bolsa sube, la prima de riesgo baja los ciudadanos estarán más felices. Entre tanto, en los estadios se venden las entradas más caras y – en cambio – hay muchas de las más baratas que no se venden. Los restaurantes de hiper lujo se llenan, los coches más caros, la ropa más cara se vende más que antes, la clase media corre peligro de extinguirse, en Cáritas jamás recibieron tantas peticiones de personas con necesidad de ser alimentadas.

Hay seis millones de parados y un sistema que propicia el egoísmo, el cuidar de tu culo y descuidar el de los demás.

No creemos que haya ningún rico que haya muerto feliz y en paz por haber conseguido el sueño de ser rico. Creemos que hay mucha gente que ha muerto feliz y en paz por haber conseguido el sueño de enseñar, de compartir, de crear.

Si algún día gobernara el Partido del Sentido Común os aseguramos mucha más felicidad.

¡Viva el Partido del Sentido Común!

Share
Categoría: General

Barro

Ayer estuvimos viendo el programa Salvados. El periodista – Jordi Évole – es muy voluntarista, idílico, con buenas intenciones, algunas veces tan buenas que parecen algo infantiles. Ayer se trataba de proclamar lo innecesario de los presupuestos en Defensa y lo innecesario de los golpes de los policías a los manifestantes.

No nos gustan los tanques, pero creemos que no hay sentido común que soporte la idea de no tener un mecanismo de defensa que nos permita ahuyentar a los malos, que haberlos haylos.

No nos gustan los golpes, pero no hay sentido común que soporte la idea de no defender el orden público aunque sea con la necesidad de un cachete o un porrazo.

Los malos y los revoltosos son relativamente fáciles de identificar.

Durante el programa una frase pronunciada por Eduardo Serra nos dejó atónitos (Serra es ex ministro de Defensa en tres gobiernos de color diferente): “para hacer algo en la vida hay mancharse las manos de barro. Si no te manchas de barro, pasas inadvertido” vino a decir el ex ministro, ahora ejecutivo de una empresa. Sustituye, por favor, la eufemística palabra barro por otro sustantivo: mierda.

Agradecemos muchísimo a Eduardo Serra su sinceridad que al mismo tiempo nos entristece en gran cuantía. No es la primera vez que escuchamos aseveraciones de este tipo, en la que se defiende una ética laxa porque de lo contrario habrá otro que haga lo que tú no estuviste dispuesto a hacer y por lo tanto te deje con cara de tonto y sin los euros en el bolsillo y sin pizca de poder.

Jamás le diríamos a nuestros hijos, alumnos o a quien nos pudiéramos encontrar sea en la calle, en el restaurante, en el baño o en el portal que “para ser alguien en la vida, hay que mancharse las manos de barro”.

Con afirmaciones como esta es más que probable que hagan falta cada vez más tanques, más porras. Le pedimos con cariño y con respeto a Eduardo Serra y a quienes piensen como él, que intenten alejar ese pensamiento de su cabeza y que, por supuesto, no lo transmitan. Su credibilidad – que es mucha – puede hacer daño al resto de la sociedad.

Se puede tener los pies en el suelo y saltar los charcos de barro, intentar mirar con concentración al suelo y evitar pisar la mierda. Uno puede caminar y no necesitar ducharse cada dos por tres para evitar que los que te rodeen se apliquen el pulgar y el índice a cada lado de la nariz.

¡Viva el Partido del Sentido Común!

Share
Categoría: General
WordPress Loves AJAX