MIS COMPROMISOS

Una obra de Leo Farache escrita para el discurso de la fiesta de graduación de la 49ª promoción del Colegio Santa María del Pilar.
11 de mayo de 2013 

INTRODUCCION

Director del Colegio Santa María del Pilar, D. Jesús Fdez Liébana, querida María Jesús Menéndez, queridos y admirados profesores, madres y padres de alumnos y sobretodo queridos alumnas y alumnos de segundo de bachillerato del gran Colegio Santa María del Pilar. Muchas gracias por invitarme a participar con algún pensamiento en este día tan importante de vuestras vidas y, por tanto, también muy importante en la mía.
Aunque os resulte difícil aceptarlo y visto lo que estáis viendo que no es otra cosa que muchas canas, algunas arrugas, un tipo de casi cincuenta años, debo deciros que yo soy uno de vosotros.
Uno de los cerca de 18.000 alumnos que se graduaron en este colegio. Soy uno de vosotros, del mismo cole y hemos tenido también algunos profesores comunes. Teresa La Casa, Pilar Caso, Angel Rodríguez, Marisa Alcat, Emilio Sellers, el gran Josefo, Mercedes Hernández. María Jesús fue nuestra, mi profesora de matemáticas. Ellos y otros profesores son una parte imprescindible e imborrable de cada una de nuestras historias personales.
Fue hace ya treinta y dos años cuando estaba viviendo un momento parecido al vuestro, aunque por aquella época ni había conferencias, ni entrega de diplomas, ni comida, ni nada de nada o al menos yo no lo recuerdo.
Hace treinta y dos años andaba muy despistado, sólo tenía un principal foco de atención – tratar de impresionar a las chicas que dos años antes se habían incorporado al colegio y lograr que alguna de ellas me hiciera caso. Mis resultados en este aspecto eran penosos y no entendía bien qué es lo que hacía mal.
Hace treinta y dos años me pusieron de portero en el torneo Serafín por la ausencia de otro compañero. No me encontraba cómodo en ese puesto, normalmente jugaba de seis, quiero decir de seis metros fuera del terreno de juego, más comúnmente llamado de eterno suplente.
Hace treinta y dos años bailaba al son de Kool and the Gang (M ), Earth Wind and Fire (M), Mecano (M), Nacha Pop (M).
Carmen Flores no te apures, no sufras que también vamos a poner a The Police y a tu amado Sting..(M)
Aunque a mí lo que realmente me ponía era bailar al estilo de Miguel Bosé (M) y su amante bandido, cantar las canciones de los Pecos.
Era y quizás sigo siendo lo que desde siempre se ha llamado un hortera.
Mi horterez extrema fue castigada con un pasillo de collejas en el patio del colegio como consecuencia de venir con una cazadora de color plateado que a mí me parecía atómica y al resto de mis compañeros les parecía un insulto a la vista.
También tuve mi época más pija y fui cliente muy asiduo de Pachá, de Joy y de otras discotecas para chicos bien, ya desparecidas.
La máxima de a tal palo tal astilla no se cumple en mi caso, tengo dos hijos rockeros que les abomina escuchar funky, que cuando salen lo hacen vestidos de negro – menos cuando salen de comuniones y graduaciones – y lo más dulce que escuchan son los Bon Jovi (M). La hermana pequeña manifiesta con cierto aire de superioridad que sus gustos musicales son eclécticos.


NUDO
LUZ DEL SALON DE ACTOS SE ATENÚA
Después de treinta y dos años quiero confesarte que me hubiera gustado saber algunas cosas que he aprendido desde aquellos días de calor y selectividad.
Me gustaría aprovechar esta ocasión para hablarte de tantas cosas……pero debo elegir una. La vida es un conjunto de elecciones que necesariamente conllevan un conjunto de renuncias. Cuando eliges estás simultáneamente renunciando.
No pasaron más de dos días desde el momento en el que María Jesús me llamó para ofrecerme este maravilloso regalo que es participar en esta ceremonia de graduación para llegar a mi elección sobre el tema del que voy a disertar.
Cuando elegí el tema me encontraba desayunando en una cafetería cercana en la que ojeé el periódico del día. Urdangarín, Oriol Pujol y las ITV, Luis Bárcenas y sus cuentas, los ERE de Andalucía, un ex presidente autonómico y ex ministro en apuros…. las cinco noticias de portada hablaban de gente que probablemente hubieran estudiado mucho y bien pero que estaban – aparentemente – haciendo mucho mal.
Bárcenas es licenciado en Ciencias Empresariales por ICADE, Pujol es veterinario, ha hecho un máster por el IESE y estudiado en un cole muy bueno, Urdangarín es licenciado en ADE, tiene dos másters estudiados en la prestigiosa escuela de negocios ESADE, Jaume Matas, el ex ministro y ex presidente de Baleares es licenciado en económicas y empresariales y ganó una oposición al cuerpo de inspectores de Hacienda.
El comportamiento indigno, impropio de una persona de bien no es patrimonio de los representantes públicos, también está extendida en otros muchos ámbitos de nuestra sociedad, incluso en ONG’s. Por ejemplo el presidente de Anesvad fue condenado a seis años de cárcel, que parecen pocos, teniendo en cuenta que se apropió de dinero, de mucho dinero que debería ir a los más necesitados y que otros habían donado con la esperanza de ayudarles.
La corrupción nos preocupa, tristemente, a los españoles más que la educación, que la vivienda, que la economía, algo debemos hacer, tenemos que comprometernos, no vale con pasar de puntillas por la vida.. de esos – los vemos, los sufrimos – ya hay demasiados.
Te he pedido que me contestaras a una difícil pregunta ¿A qué te comprometes en tu vida, contigo mismo y con los que te rodean?
Leyendo tus contestaciones y las de todos tus compañeros tengo la esperanza, casi la convicción que nuestro mundo cambiará, mejorará que no seguiremos conformándonos con un apaciguador,cobarde y conformista “es condición humana” cuando observamos la injusticia, la corrupción, el mal como respuesta a las tentaciones mundanas que muy probablemente se te presenten.
Tus contestaciones me han conmovido, emocionado. Me han hecho recordar que tú sabes mucho más que aquellos que hemos vivido muchos más años. O mejor dicho, aún no has aprendido y espero que nunca aprendas aquello que muchos debiéramos urgentemente desaprender.
Hay quien dirá que lo que llamo sabiduría es pura ingenuidad. Hay quienes decimos que tu sabiduría es pura, llena de sentido común.
Hay quien dirá que mejorar nuestro mundo es una puñetera utopía y otros nos sumaremos al pensamiento del reciente Premio Cervantes ,José Caballero Bonald que describe la utopía como una esperanza sucesivamente aplazada.
Ya no queremos aplazar más esa esperanza. Te necesitamos urgentemente, debes ser la salvación de muchos.
Es mi obligación aprovecharme de estos minutos para cerciorarme que he entendido bien tus compromisos y quiero, con tu permiso, complementarlos con lo que he ido aprendiendo durante estos años. Te voy a hablar de tres grandes compromisos que tú has manifestado.
Jaime, tú has escrito que te comprometes a mejorar la sociedad y dejar una más avanzada y más comprometida, una sociedad más humana, más preocupada por las personas. Te comprometes, como muchos otros de tus compañeros, a combatir las desigualdades.
Si te comprometes con todo eso es que te comprometes a ser una persona ética.
Para Antonio Garrigues Walker, el presidente de la mayor empresa de abogados de España, la ética es algo sencillo: “No es otra cosa que hacer lo que uno sabe que debe hacer”.
Ser ético significa agradecer toda tu vida la oportunidad que tuviste de venir a este colegio, ser ético es devolver y compartir cada uno de los días de tu vida y de cualquier forma lo que la vida te dio a ti y quizás le haya quitado a otro, ser ético es no adueñarte de lo que no es tuyo, ser ético significa pagar tus impuestos.
Ser ético es no permitir el mal. Dijo Einstein que no le preocupaban las malas personas – que siempre las habrá – sino aquellas que permiten el mal.
Y permiten el mal aquel que ve un abuso en su empresa, en la calle y nada hace o compra prendas de empresas que fabrican en Bangladesh sirviéndose de la miseria y muerte de los demás para enriquecerse y para argumentar cínicamente que así pueden ofrecerte un mejor precio. Es decir, te utilizan como excusa para herir, para despreciar, para matar. No les dejes que hagan eso, por favor.
Te he leído y dices que “me comprometo a perseguir mi felicidad a través de la felicidad de los demás” o tú Marta que escribes “me comprometo a no dejarme llevar por mis propios intereses si ello significa hacer daño a otras personas”. Paloma te has comprometido a decir “no” por mucho que te cueste.
El atleta keniano, Abel Mutai, medalla de oro de los 3.000 obstáculos en Londres, estaba a punto de ganar una prueba cuando, al entrar en una pista donde estaba la meta creyó que ya había llegado , aflojó el paso y, relajado, comenzó a saludar al público creyéndose vencedor. El atleta Iván Fernández Anaya, al ver que se equivocaba y se paraba una decena de metros antes de la pancarta, no quiso aprovechar la ocasión para acelerar y ganar. Se quedó a su espalda y empujándolo, llevó al keniano hasta la meta, dejándolo pasar por delante.

Iván Fernández Anaya, un corredor vitoriano de 24 años afirmó al terminar la prueba: “Aunque me hubieran dicho que ganando tenía plaza en la selección española para el Europeo, no me habría aprovechado. Creo que es mejor lo que he hecho que si hubiera ganado. Y esto es muy importante, porque hoy en día, tal como están las cosas en todos los ambientes, donde parece que todo vale, un gesto de honradez va muy bien”
Yo he cometido errores que me gustaría que tú no cometieras y confío que tu compromiso con la ética sea indeleble para el resto de tus días. Pido perdón por mis errores que me comprometo a no volver a cometer.
Tu compromiso es hacer realidad la frase de Mahatma Gandhi: “Se tú el cambio que quieres ver en el mundo”.

Pablo me habla de otro compromiso.., del segundo compromiso que te propongo.. Pablo escribe ”Me comprometo a sacar el grado de ingeniería aeroespacial ya que ese es el objetivo que me puse desde que entré en bachillerato y considero que no puedo achantarme ahora después de todo el esfuerzo hecho durante estos años”.
Es el compromiso de soñar, de cuidar de ti, de ser tú mismo para poder cuidar a los demás.
Escucha lo que dice otro compañero. “Me comprometo a luchar por lo que quiero” o Gonzalo que me dice que su objetivo principal es “poder ser feliz haciendo lo que más me gusta”.
Mario Vargas Llosa dice que la mayoría de las personas mueren en vida. Y puedo asegurarte que muchas de las personas de mi generación están muriéndose en vida. Eso ocurre porque los sueños se apagaron, no se crearon nuevos sueños., nos dejamos vencer por el miedo, por la inercia, por la desidia, por el qué dirán.
También debo decirte que otros muchos de mi generación transformaron sus ilusiones en realidades, otros fracasaron en ese intento – entre ellos me encuentro – pero se sienten , nos sentimos siempre con energía para volver a intentarlo. Todo, querida amiga, querido amigo menos morir en vida.
Escucha bien, por favor. Una médico se dedicó a preguntarle a cientos de enfermos terminales, a pocos días, semanas de su muerte que de qué se arrepentían de la vida que ahora se extinguía. Nadie contestó que echara de menos no haber tenido un coche o una casa más grande, nadie contestó arrepentirse por no haber tenido la oportunidad de visitar más países o restaurantes exóticos. Nadie echó en falta haber tenido más dinero ni haber ascendido en una empresa.
Esos pacientes se arrepentían como te arrepentirás tú si no te comprometes contigo mismo. Ellos se arrepentían por No haber tenido el coraje de vivir una vida fiel a sí mismos, no la vida que otros esperaban de ellos, por no haber tenido el coraje para expresar sus sentimientos” por no haberse mantenido en contacto con sus amigos, por no haberse permitido ser más feliz.
En este compromiso contigo mismo nunca es tarde para activarlo. Tu compromiso puede ser empezar de nuevo, así me lo ha escrito Froilán en inglés en grande, en mayúsculas “I can be an example of starting over”.
Comprometerte contigo mismo es un compromiso difícil, exigirá esfuerzo, disciplina, educar tu cerebro.
Según el director de instituto del cerebro de Milán genio se nace, imbécil se llega.
Si quieres cultivar tu genialidad y no tu imbecilidad tendrás que hablar contigo mismo cada día. Un intenso cuarto de hora será suficiente. Vivimos en la sociedad con más dispositivos para conectarnos mientras nosotros nos desconectamos de nosotros mismos.
Si quieres cumplir el compromiso contigo mismo deberás abonar el territorio de la pasión. Acostumbramos a decir que la vida pasa volando, porque – en muchas ocasiones – la vida es la que nos ve pasar en vez de ser nosotros los que la miramos conscientemente. Vivir – como escribe el Dr. Mario Alonso Puig – es un asunto urgente.
Cumplir con este compromiso significa eliminar la queja de tu boca, de tu pensamiento. Quizás estos días te estés quejando de cuánto debes estudiar, de la selectividad. ¿Es conveniente quejarse? ¿Te ayuda en algo a ti y a los que te rodeamos? ¿Es justa tu queja? No te quejes jamás, te lo agradecerás, te lo agradeceremos.

Y el último gran compromiso.., estás aquí con él.
Katya escribe un mensaje en la post data de su respuesta a mi pregunta “Muchas gracias. Esto es un resumen, no me cabe ni de lejos todo lo que he aprendido aquí”.
Muchos como tú han escrito palabras de agradecimiento al colegio, a los profesores. Son palabras que me emocionan y que creo que debieran expresar tu compromiso con la educación.
La educación no es una cuestión reservada a la gestión de los colegios e institutos y que deba ser resuelta por los profesores. La educación es un asunto de todos.
Si como he adivinado, quieres comprometerte contribuyendo con tu grano de arena para hacer una sociedad mejor, deberás comprometerte con la educación.
El escritor John Ruskin escribió que educar a un niño no es hacerle aprender algo que no sabía, sino hacer de él alguien que no existía.
Tu compromiso debe apoyar y respaldar a los profesores, colaborando con ellos, ofreciéndoles aliento, recursos, ideas. No hay ninguna sociedad con una buena educación que no sienta admiración por sus profesores y promueva su motivación. Finlandia y Corea, tan lejanas una de otra son dos ejemplos de esta afirmación.
Me alegra saber que alguno de tus compañeros serán profesores como otros ex alumnos de este colegio lo han sido para ti. Javier Navarro, Pablo Granados, Sofía Lahoz, Mª Eugenia Iglesias. Y también han sido alumnos de este cole los profesores Miguel Salas, Amparo Díaz, Mónica Sellers. Una de tus compañeras ha escrito “espero llegar a ser una buena profesora y una buena madre. Estos 14 años en el colegio, me han hecho feliz y los profesores me han enseñado mucho.” Te deseo lo mejor y te felicito por tu sabia elección.
Tus profesores son un buen ejemplo de compromiso. Compromiso por hacer el bien, compromiso con ellos mismos, comprometidos con la educación.
Os propongo humildemente que nos pongamos en pie y les brindemos un fuerte aplauso de toda esta promoción y de este ex alumno.

Mira a tu compañera y compañero de al lado. También tienes con ella, con él un compromiso. Un compromiso recíproco que ojalá te dure toda la vida. Los compromisos que se derivan de una palabra con un significado tan grande como es amistad.
Hace treinta y dos años que los de mi promoción salimos del cole y este año cumplimos, además, cincuenta tacos. Te agradezco mucho lo que estás pensado ahora mismo, que no los aparento. Más de ciento cincuenta compañeros de promoción nos reuniremos el próximo 7 de junio. Te prometo hablarles de ti, de tus compromisos, de tus ilusiones, de lo que me has escrito.
Cumplir con tus compromisos te hará más fuerte, indestructible, te hará feliz y harás feliz a los demás.
Debo decirte con firmeza que no tienes ninguna excusa para no cumplir con tus compromisos. Te pido por favor que en el camino no te inventes ninguna justificación, ningún pretexto. Todos, tus profesores, tus compañeros, tus padres estarán pendientes de verte cumplir con lo prometido. Pero quien más atento debe estar en el cumplimiento de tus compromisos eres tú mismo. Así tendrás una vida serena y completa.
Termino.

DESENLACE
LA LUZ DEL SALON DE ACTOS SE ENCIENDE
El filósofo inglés John Locke escribió que los humanos olvidan siempre que la felicidad humana es una disposición de la mente y no una condición de sus circunstancias.
Todo hombre puede, si se lo propone ser escultor de su propio cerebro sentenció nuestro premio Nobel Santiago Ramón y Cajal.
Muchos de mi generación han sido expertos en encontrar problemas para cualquier solución y viéndote, leyéndote sé que tú buscarás y encontrarás soluciones a cualquier problema.
Muchos de mi generación no cumplen – por miedo- con los compromisos que tú me has enviado. Quizás tengan miedo porque no aman y se han cansado pronto de buscar el amor. Todos los seres humanos de bien somos capaces de hacer por amor lo que no seríamos capaces de hacer por dinero. Amor a un proyecto, a un ideal, a una persona.
En tu vida llegarán las tristezas, es normal. Pero no conviertas tus tristezas en una vida triste. De nada te servirá a ti ni a los que te rodeamos.
Así pues, tus compromisos deberán ir acompañados de una actitud, de una mirada positiva ya que…… depende de qué depende de según como se mire todo depende.
JARABE DE PALO (M )
Director, María Jesús, madres, padres, queridos, respetados y admirados profesores, queridos alumnas y alumnos del gran colegio Santa María del Pilar. Muchas felicidades en el día de vuestra graduación.
Os deseo suerte en los exámenes, serenidad, felicidad para que hagáis muy felices a los demás.
Muchas gracias por escucharme.

Share
Categoría: General

5 Responses

  1. Almudena García del Pozo dijo:

    Fantástico discurso Leo. Me ha emocionado. Enhorabuena.

    Enviado el mayo 20th, 2013 a las 10:21

  2. SILVIA MÚGICA dijo:

    Eres grande Leo! Me he tenido que emocionar otra vez; ya lo hice con “el aleteo de las mariposas” hace 3 años cuando se graduó mi hija Alejandra y tuve la suerte de verte.
    Ojalá no olvidáramos con los años todas esas verdades que tan bien cuentas y que deberían ser los pilares de nuestra existencia. Escucharte/leerte me sirve de recordatorio.
    Muchas gracias, “monstruo”! Siempre lo bordas.
    Besos,
    Silvia

    Enviado el mayo 20th, 2013 a las 15:30

  3. Leo Farache dijo:

    ¡Gracias, Silvia! Besos.

    Enviado el mayo 20th, 2013 a las 23:07

  4. Leo Farache dijo:

    Muchas gracias, Almudena. Me emociona que te emociones. Es un círculo súper virtuoso. Besos

    Enviado el mayo 20th, 2013 a las 23:08

  5. BlogCanalEducación | Las voces más relevantes del mundo educativo » Blog Archive » Compromisos dijo:

    [...] [...]

    Enviado el febrero 10th, 2014 a las 11:02

Deja un comentario