Rajoy = Nixon

Encontramos algunas similitudes entre Rajoy y Richard Nixon.

Tanto Nixon como Rajoy han conseguido con su mentira continuada y lamentable forma de comunicar, despertar todo tipo de recelos entre quienes les escuchan.

En el libro de Lakoff, “No pienses en un elefante” se pone como ejemplo la intervención de Nixon que una vez acorralado por sus mentiras continuadas se presentó delante de la prensa para decir que él no era un ladrón – chorizo (I’m not a crook). Corría noviembre de 1973, ya llevaba más de un año siendo acusado por la prensa y por la ciudadanía y el tipo negaba una y otra vez. Finalmente tuvo que devolver 400.000 dólares al fisco y renunciar a su puesto de Presidente de Estados Unidos.

En el vídeo, Nixon hace una interpretación maravillosa. Su voz se quiebra. Pero fue torpe, muy torpe diciendo que él no fuera un crook, ya que su afirmación colaboró en que cerca del 40% de la audiencia pensara en ese mismo instante que lo era (ese es el motivo del título del libro de Lakoff)

La intervención de Rajoy del pasado sábado tiene un momento estelar (¡pobrecillo Rajoy y pobrecillos nosotros por tener ser tan torpe como Presi!). El Presidente de Gobierno dice en su declaración exculpatoria que está leyendo porque no quiere decir una palabra más alta que otra. En ese mismo instante supimos que en su negación (excusatio non petita accusatio manifesta) se encontraba la verdad: lee porque no puede (en realidad no quiere, no le conviene) decir la verdad.

Rajoy dice que nos va a enseñar su declaración de la Renta. Como ya circula por las redes sociales, esa propuesta es estúpida. En su declaración no vendrá el dinero negro y es comparable a la del Dioni proponiendo que se vea su declaración de la Renta para que estemos seguros que no ha robado un furgón lleno de dinero.

Cospedal y Sáez de Santamaría hacen el mismo papel que los colaboradores de Nixon. Una, la primera, mentir y poner en entredicho y mala situación a otros compañeros que han dicho la verdad. La segunda hacer una apología de Rajoy y su sacrificada labor de servicio público.

¡Huachaferías!, como diría Vargas Llosa. Gilipolleces indignantes como diríamos los del Partido del Sentido Común.

Nixon y Rajoy se parecen en muchas cosas más. Ambos niegan, ambos denuncian (uno al NYT, el otro dice que lo va a hacer a El País), los dos dicen que no están en la política por dinero. Si Rajoy sigue los parámetros de Nixon, le quedan aproximadamente dos años para que dimita.

Seguramente los dos pensaron que ellos estaban por encima del bien y del mal. Ambos dijeron ¡qué hijos de puta! cuando vieron que periodistas sacaban a la luz sus verdades, tanto uno como el otro utilizaron el concepto campaña orquestada (los secuaces del PP dicen “campaña orquestada ahora que las cosas estaban remontando” – manda huevos)

Nos gustaría ver lejos de aquí tanto sinsentido común.

¡Viva el Partido del Sentido Común!

#niPPniPSOE. Apoya con tu firma este movimiento para que encontremos gente honrada, generosa e inteligente. Que las hay. https://www.change.org/es/peticiones/al-conjunto-de-los-espa%C3%B1oles-que-nos-comprometamos-a-no-votar-al-pp-ni-al-psoe

Share
Categoría: General

Deja un comentario