Mienten

Una de las hijas del Partido del Sentido Común hizo lo mismo que sus hermanos: mentir. Fue ya hace mucho tiempo, si lo recordáramos con ella ahora nos reiríamos divertidos por la “cazada” de la que fue objeto.

Ella negaba que se hubiera quedado, mangado, robado, apropiado de un par de euros, pero la pericia de sus padres hizo que la niña confesara entre lágrimas. Niñerías, chiquilladas que se cometen intentando burlar la justicia más elemental.

No tienen tanta gracia y son mucho más castigadas en la familia del Partido del Sentido Común aquellas mentiras basadas en no decir toda la verdad, en hacer pensar una cosa cuando en realidad está ocurriendo la contrario (aquella realidad que no interesa que se sepa).

Quien así actúa puede considerarse una persona legal (cumple con el principio de no haber dicho una mentira, no ha conculcado las leyes), pero no tiene un comportamiento legítimo y, por lo tanto, no se desea convivir con él.

Conocemos, como tú, a gente (no mucha, afortunadamente) que se comporta así, haciéndote entender una verdad cuando en realidad ocurre la contraria (la que no les conviene a ellos)

Todos – sin excepción -, todos los que trabajan en el Partido Popular, empezando por su Presidente que es a la sazón, Presidente del Gobierno, nos han mentido vilmente. Quizás no de forma legal, pero sí de forma que les convierte en ilegítimos, gente con la que no se desea convivir.

Todos sabían, como lo sabíamos nosotros (http://www.leofarache.com/index.php/2010/09/restaurante/) que Luis Bárcenas seguía trabajando en el PP con despacho y secretaria. No es una mentira cualquiera. Bárcenas encabeza la trama de los Gurtel, ha hecho marranadas todas y por algo fue expulsado como Senador y tesorero.

Mientras todos creíamos que Bárcenas estaría en su casa, la realidad es que estaba en el PP, cobrando, campando y – suponemos – que opinando, haciendo algo muy importante en favor de todos los españoles (es un chiste negro).

Una mentira así merece que todos los que pasan por el PP miren al banquillo y todos pidan el cambio. Son un mal ejemplo para ellos mismos y para nuestra sociedad.

Otro hijo del Partido del Sentido Común nos ha pedido que le expliquemos lo que estaba ocurriendo con el tema de la corrupción. Cuando se lo hemos contado, nos ha preguntado ¿hablas en serio? ¿está realmente ocurriendo eso?

El sentido común innato no da para entenderles. Nos engañan como si fuéramos gilipollas y el jefe de la banda dice que es mejor no hablar del tema (¿te suena esa misma treta utilizadas por tu hijo pequeño?)

Otras mentiras pueden ser más gruesas pero más justificables. Puede ser (cuesta creerlo) que nos prometieran y que incumplan porque no tenían información (esto es lo que cuesta creer) y sea necesario recortar y no hacer lo prometido y comprometido. Puede ser que no nos digan toda la verdad sobre una decisión económica porque no sea conveniente. Pueden ser tantas cosas.., pero mentir implícitamente de forma tan ruin es propio de gente a la que no se puede confiar nada.

¡Viva el Partido del Sentido Común!

Share
Categoría: General

Libro de historia

¿Cómo se redactará esta época que vivimos en los libros de Historia de dentro de algunas décadas?

La década pérdida .

De 2003 a 2011 el Gobierno estuvo presidido por el socialista José Luis Rodríguez Zapatero. Hubieron algunos cambios en aspectos sociales – se reconoció el matrimonio a los homosexuales, la ley anti -tabaco que impedía el consumo de tabaco en restaurantes y otros lugares públicos- Su mandato se recuerda porque España se vio sumida en una profunda crisis económica que hizo que las tasas de desempleo crecieran a un ritmo vertiginoso (hasta el 22% y la de paro juvenil por encima del 50%). El Gobierno de Zapatero hizo una gestión mala de la crisis que empobreció al país, lo que produjo que en las elecciones generales de 2011 perdiera el Gobierno en favor de la oposición del Partido Popular liderada por Mariano Rajoy.

De 2011 a 2013 (no le damos más tiempo), Mariano Rajoy gobernó el país en mayoría absoluta. Sus incumplimientos electorales y su defensa de la casta política, encrespó a la ciudadanía habiendo una sucesión de huelgas y manifestaciones de protesta. Los recortes en educación y sanidad, así como en otras prestaciones públicas produjeron una brecha entre ricos y pobres que provocó que la clase media se redujera -tan importante en la configuración social de décadas precedentes -. En algo más de un año muchos de sus votantes perdieron la confianza en Rajoy. La corrupción en el seno de su partido y la timidez en la respuesta del presidente de Gobierno – aparentemente implicado (nunca fue condenado porque el sistema judicial era bastante laxo) – hizo que la ciudadanía se rebelara y algunos miembros del PP antepusieran a los ciudadanos antes de los partidos políticos. Finalmente fue despedido por votación parlamentaria el 27 de febrero de 2013. Se convocaron nuevas elecciones generales*.

Zapatero, Rajoy. Un retrato triste de vuestra andadura por un puesto maravilloso, que puede proporcionar tantas satisfacciones a humanos. Un puesto con el que esperábamos que hicierais buen uso del poder que os concedemos. Hubiera sido mejor quedaros en casa, ¿no?

Las habéis pasado canutas vosotros y nos la habéis hecho pasar canutas a nosotros. No es muy inteligente, la verdad.

¡Viva el Partido del Sentido Común!

*que ganó el Partido del Sentido Común;)

Share
Categoría: General

Rajoy = Nixon

Encontramos algunas similitudes entre Rajoy y Richard Nixon.

Tanto Nixon como Rajoy han conseguido con su mentira continuada y lamentable forma de comunicar, despertar todo tipo de recelos entre quienes les escuchan.

En el libro de Lakoff, “No pienses en un elefante” se pone como ejemplo la intervención de Nixon que una vez acorralado por sus mentiras continuadas se presentó delante de la prensa para decir que él no era un ladrón – chorizo (I’m not a crook). Corría noviembre de 1973, ya llevaba más de un año siendo acusado por la prensa y por la ciudadanía y el tipo negaba una y otra vez. Finalmente tuvo que devolver 400.000 dólares al fisco y renunciar a su puesto de Presidente de Estados Unidos.

En el vídeo, Nixon hace una interpretación maravillosa. Su voz se quiebra. Pero fue torpe, muy torpe diciendo que él no fuera un crook, ya que su afirmación colaboró en que cerca del 40% de la audiencia pensara en ese mismo instante que lo era (ese es el motivo del título del libro de Lakoff)

La intervención de Rajoy del pasado sábado tiene un momento estelar (¡pobrecillo Rajoy y pobrecillos nosotros por tener ser tan torpe como Presi!). El Presidente de Gobierno dice en su declaración exculpatoria que está leyendo porque no quiere decir una palabra más alta que otra. En ese mismo instante supimos que en su negación (excusatio non petita accusatio manifesta) se encontraba la verdad: lee porque no puede (en realidad no quiere, no le conviene) decir la verdad.

Rajoy dice que nos va a enseñar su declaración de la Renta. Como ya circula por las redes sociales, esa propuesta es estúpida. En su declaración no vendrá el dinero negro y es comparable a la del Dioni proponiendo que se vea su declaración de la Renta para que estemos seguros que no ha robado un furgón lleno de dinero.

Cospedal y Sáez de Santamaría hacen el mismo papel que los colaboradores de Nixon. Una, la primera, mentir y poner en entredicho y mala situación a otros compañeros que han dicho la verdad. La segunda hacer una apología de Rajoy y su sacrificada labor de servicio público.

¡Huachaferías!, como diría Vargas Llosa. Gilipolleces indignantes como diríamos los del Partido del Sentido Común.

Nixon y Rajoy se parecen en muchas cosas más. Ambos niegan, ambos denuncian (uno al NYT, el otro dice que lo va a hacer a El País), los dos dicen que no están en la política por dinero. Si Rajoy sigue los parámetros de Nixon, le quedan aproximadamente dos años para que dimita.

Seguramente los dos pensaron que ellos estaban por encima del bien y del mal. Ambos dijeron ¡qué hijos de puta! cuando vieron que periodistas sacaban a la luz sus verdades, tanto uno como el otro utilizaron el concepto campaña orquestada (los secuaces del PP dicen “campaña orquestada ahora que las cosas estaban remontando” – manda huevos)

Nos gustaría ver lejos de aquí tanto sinsentido común.

¡Viva el Partido del Sentido Común!

#niPPniPSOE. Apoya con tu firma este movimiento para que encontremos gente honrada, generosa e inteligente. Que las hay. https://www.change.org/es/peticiones/al-conjunto-de-los-espa%C3%B1oles-que-nos-comprometamos-a-no-votar-al-pp-ni-al-psoe

Share
Categoría: General