Cuida de tu dignidad

El Partido del Sentido Común ha sido invitado a dar una charla a chavales de primero de bachillerato en una actividad que tiene como eje conductor “la ética del cuidado”. Nos han dado a elegir y hemos elegido hablarle a los jóvenes sobre el cuidado de su dignidad.

Es posible que casi nadie – ni siquiera los políticos corruptos – consideren que han atentado contra su dignidad. El ladrón indeseable justifica sus acciones refugiándose en vulgaridades – lo hacen todos, no iba a dejar yo de hacerlo, no soy tan tonto - o en un cinismo que puede ser tan preocupante como verdadero – lo hice por la organización, que me lo pidió.

Los del Partido del Sentido Común tuvimos la oportunidad de conocer a Luis Bárcenas de quien ahora se demuestra que tuvo hasta 22 millones de euros en una cuenta suiza. Le conocimos en el PP y su poder era grande, muy grande. Su actitud simpática y paternalista, detrás de un puro desafiando a la ley anti tabaco (como en muchos otros despachos del PP)

Tras su imputación tuvimos la oportunidad de encontrarnos en el restaurante Aspen en La Moraleja madrileña. Ante nuestra educada y retórica pregunta, ¿Cómo estás? su respuesta, “Imagínate, después de esta persecución” nos daba a entender que todo había sido un montaje contra su persona. Insidia, infamia.

A continuación le preguntamos por su actual destino. Nos miró con sorpresa..”pues en Génova, con mi secretaria. Faltaría más”. Sería interesante y crucial saber si es cierto lo que decía Bárcenas, que seguía en el PP. Seguro que más de diez periodistas lo saben, aunque no lo digan.

Iñaki Gabilondo habla hoy en su vídeo diario sobre la corrupción y la autocrítica. La autocrítica es a la clase periodística por investigar sólo lo que les interesa.., otra forma de corrupción, otra forma de descuidar la dignidad. Creemos que Iñaki hace bien en sacar el tema, hubiera sido de agradecer que hubiera entonado un mea culpa personal por actuaciones que le hicieron ser – además de parecer – un periodista sesgado ideológica y empresarialmente (vendió su independencia a su amo)

Si uno no cuida su dignidad no cuida el respeto a los demás (y por supuesto a sí msimo). Así , la única ley que sirve es la del más fuerte. Hay algunos filósofos – con los que no compartimos pensamiento – que asentirían diciendo “así es, la sociedad, la vida la gana el más fuerte”. Algunos sofistas griegos consideraron que esa era una ley de la Naturaleza. Algún descuidado de su dignidad y que además se haya preocupado de leer, podrá argumentar que ese es su papel en la vida.

Aparentemente, muchos de los más fuertes son los que dejaron hace tiempo de cuidar de su dignidad, aunque ellos no sepan de que les estamos hablando.

Vivimos en la confianza que los estudiantes a los que hablemos se sientan más orgullosos de cuidar su dignidad que de cuidar su fuerza.

Ojalá tratemos de coger cada vez más el pequeño barco llamado Dignidad..como reza la maravillosa canción de los Deacon Blue que nos ha recordado una admirada, admirable y querida amiga..

Share
Categoría: General