Sí, se puede

Según Freakonomics Radio (¡extraordinaria!) el poder que un Presidente de los EEUU tiene sobre la economía es muy limitado. Según los autores de Freakonomics hay muchas evidencias que demuestran que son otros agentes los que realmente influyen sobre la economía.

Es posible, creíble y entendible. A quien se le atribuye tanto poder, lo tendrá, pero no tanto.

Dicho esto, los políticos pueden cambiar con su acción (lamentablemente también con su omisión) la vida de sus ciudadanos. Depende de su claridad de pensamiento, de su valentía, generosidad.

Nuestras actuales miserias no son nada si las comparamos con las de otros países. Hubo una época no tan lejana en la que en Medellín se producían 29 homicidios por cada 100.000 habitantes. A Madrid le correspondería cerca de 1.000 si atendemos a esa proporción.

Gracias a Javier, un amigo del Partido del Sentido Común, hemos profundizado sobre la historia de Medellín y sobre la de quien fuera su alcalde, Sergio Fajardo.

Sí, se puede. Se puede ser una gran político, influir positivamente en la sociedad. Incluso en la peor de las situaciones. Medellín campaba en la droga.
La droga era – como decía Fajardo – la única puerta de salida para los chavales.

En sus cuatro años como mandatario dirigió la gran transformación de Medellín y demostró que en Colombia (y en España y en cualquier parte del mundo) es posible gobernar de manera coherente con principios como la transparencia en el uso de los recursos públicos y la participación ciudadana.

Combinó arte (arquitectura) con cultura (bibliotecas), puso su foco prinicipal en la educación, e inteligencia (no hacer la guerra a los narcotraficantes, sino explicarles que iba a tratar de conseguir que los chavales tuvieran una vida mejor).

En sólo cuatro años, Medellín cambió.

Y la situación de Medellín era mucho más difícil que la de cualquier pueblo de España. R y R, poneros las pilas y si es necesario haced un benchmark :) de Fajardo y de otros..que los hay. (No hagáis lo propio de Z, por favor)

Precisamente ayer, en el New York Times hablaban de Fajardo..

Claro que Fajardo no era un político profesional. Era un profesional que se puso al servicio de la política. Gran diferencia.

¡Viva el Partido del Sentido Común!

P.D. Otra vez la educación como eje principal para construir una sociedad mejor. Nuestra pequeña contribución para que los educadores y padres transmitan los mejores valores a los adolescentes está en un libro “Gestionando adolescentes” . Aquí puedes ver la información del libro y su vídeo

Share
Categoría: General