El tiempo hace estragos en la gratitud

Hemos leído en el blog Fábulas de Comunicación (www.fabulasdecomunicacion.com) una frase de Mario Puzo que nos invita a la reflexión: “El tiempo hace estragos en la gratitud, más que en la belleza”.

Ayer estuvimos en una fiesta escolar en la que, entre otras actividades, unas niñas patinaban para supuesto deleite de sus padres, madres y resto de espectadores. Las niñas patinaban lo mejor que sabían y una vez terminada cada una de las intervenciones procedía aplaudir.

No es el primer año que pasa. Los padres aplauden tímidamente, sin emoción, de forma laxa, sin demostrar la gratitud que las niñas esperan una vez concluido el esfuerzo que tantas veces han entrenado durante todo el curso.

El director de la sección de patinaje, encargado de coordinar esta actividad, espolea a los padres, inventando un argumento..”Las niñas dice que no escuchan los aplausos, que son muy débiles”. Ante la regañina, los padres aumentan la intensidad de sus aplausos, demostrando así su falta de concentración y su hipocresía.

Nos permitimos adaptar la frase de Puzo, para decir que “Estos tiempos están causando muchos estragos en la gratitud y propician la queja”.

Más agradecer, más hacer, menos quejarse. Más Sentido Común.

Para contribuir que esto no les ocurra a los jóvenes, hemos escrito un libro, “Gestionando adolescentes”, del que te hablaremos. Lo sentimos. Pero si Umbral necesitaba hablar de su libro, imagínate lo que lo necesitamos nosotros…

Esperamos que te guste. Ya puedes comprarlo en la página de la editorial Wolters Kluver (¡y con un 10% de descuento)

¡Viva el Partido del Sentido Común!

Share
Categoría: General