Dear Mariano

Querido Mariano,

No entendemos qué haces (el tuteo no es despectivo, es la forma utilizada en la comunicación digital. Eso nos han dicho, eso hemos aprendido. Espero que nos lo perdones).

Durante muchos meses asentimos al hilo de tu argumentaciones cuando te dirigías a Z como un catastrófico generador de desconfianza. ¿Te acuerdas? Le reprochabas que cada una de sus actuaciones estuviera mal explicada, que un día dijera digo y al otro diego. ¡Qué razón tenías! Z fue un desastre, aunque según él la historia reconocerá no sabemos qué labor..

Elegiste un Gobierno formado por personas que aparentemente son buenos profesionales, mucho mejor que el Gobierno de Z, aquel formado por un grupo de personas que aparentemente habían llegado a ser ministros por el mérito de serle fiel al jefe.

Explicaste que los de Z nos habían metido en un jardín del que había que salir a través de muchas reformas. Te pusiste a trabajar rápido. Ningún Gobierno hizo tantas reformas tan rápidamente, has dicho.

Creo que la mayoría de los españoles estamos de acuerdo en que no nos gastemos lo que no tenemos, en intentar cumplir, por todos los medios, con los objetivos de déficit, en que quites muchos coches oficiales, duplicidades o triplicidades de las Administraciones.., que los funcionarios sean más productivos, que las empresas puedan encontrar un mercado laboral más flexible..

Pero, dear Mariano, ¿Por qué te explicas tan mal? o mejor dicho ¿por qué no te explicas? Los de tu partido siempre habéis dicho que los de Ferraz comunican mejor y que esa es un área en el que debéis trabajar y mejorar.

Sí, habéis sido gente miedosa (no sacasteis la campaña del ADIOZ porque decíais en el 2008 que cuanta menos gente votara sería más fácil que ganarais. Perdisteis por cobardes), sois gente mentirosa (así perdisteis la campaña que teníais ganada en el 2004) o gente silenciosa, callando y, por tanto, otorgando el beneplácito a la corrupción instalada por muchas partes de tu partido.

Si no comunicáis, no existís, Mariano. Es como si no tuviéramos Gobierno.

Permíteme que te ofrezcamos algunos argumentos para tus decisiones.

Si reduces gastos en Sanidad podrías explicar que en los últimos nueve años se ha multiplicado por tres el gasto y que a pesar de tener siete millones de nuevos habitantes y una mayor longevidad de vida ese gasto no se justifica. No hay una sensación de una mejora notable en el sistema sanitario. Podrías decirnos que hay diecisiete departamentos de compra de medicamentos, uno por comunidad autónoma. Que vas a lograr – a través de los procesos, de las negociaciones – quitar lo que no añade valor al ciudadano. Pones ejemplos y al lado unos numeritos.

Si reduces gastos en educación podrías hacer uso del informe PISA y utilizar el testimonio de su coordinador que descubre que no existe una correlación entre gasto en educación y éxito educativo. Dice que el problema de España es el mal ambiente. Podrías explicar que la Universidad española es ineficiente. Los profesores de colegio en Madrid dan veinticinco horas por semana contra ocho de un profesor universitario a tiempo completo. Podrías explicar que el sistema de valoración de un profesor universitario para hacer plan de carrera corresponde a su capacidad para hacerle la pelota al catedrático y conseguir publicar en revistas que nadie se lee y no por su capacidad de transmitir conocimientos y enamorar a los alumnos con la asignatura que dicte. Podrías explicar que las Universidades han crecido como los aeropuertos y que hay muchas carreras con tan pocos alumnos que cuestan un pastón indecente. Parece como si tener una Universidad y un aeropuerto fuera lo más in.

Si nos comunicaras una serie de cambios con sentido común, nos explicaras cuánto vamos (no vas) a ahorrar de cada partida, nos pides un esfuerzo complementario, nos animas un poco, nos das cariño..verás que bien te va.

Mandar notas, salir corriendo, no explicarse está mal… mosquea. Genera desconfianza, tanta como la que le criticabas a Z. Tus compatriotas, vecinos o llámanos como quieras necesitamos ahorrar, ser más eficientes, competitivos y toda esa retahila.

Créenos, por favor, cuando te decimos que es condición necesaria (que no suficiente) para conseguir tus (nuestros) objetivos que te expliques, que te comuniques con honradez, credibilidad y algo de creatividad.

Podemos presentarnos en Génova cuando desees, solos o acompañados de profesionales que están – por lo que se ve – mucho más capacitados que los que te rodean.

Así podrías solucionar este problemilla que tienes. Gratis et amore. Para que veas que no a todos nos mueve el dinero.

Con cariño y mucho respeto,

¡Viva el Partido del Sentido Común!

Share
Categoría: General