RE, ¿te atreves, Rajoy?

Estamos en época de RE-cortes y los del Partido del Sentido Común hemos acudido a la página web de la RAE y hemos introducido en el buscador la susodicha y RE-petida palabra.
Hemos encontrado varias acepciones y las dos que nos han parecido más adecuadas para los RE-cortes son las siguientes:
1. Cortar o cercenar lo que sobra de algo.
3. tr. Disminuir o hacer más pequeño algo material o inmaterial.

La mayoría estamos de acuerdo en que es necesario RE-cortar antes de tener que RE-hipotecarnos de por vida y hacer que una economía rica como la nuestra no se parezca a lo que por fatalismo geográfico (en nuestro caso oportunismo geográfico) nos corresponde.

El principal temor de los RE-cortes es la progresiva jerarquización de nuestra sociedad, que nos encamine a una sociedad con más ricos y muchos más pobres.

Para que nuestro país sea un país en el que apetezca vivir (eso es lo que queremos todos) es necesario promover política que permita RE-distribuir.
Los del Partido del Sentido Común queremos darle la misma oportunidad a ambas palabras y hemos acudido también a la RAE..

1. tr. Distribuir algo de nuevo.
2. tr. Distribuir algo de forma diferente a como estaba.

Cualquier sociólogo que se precie sabe que el mundo avanzará en la medida que sepamos proceder a una inteligente RE-distribución de la riqueza. Eso no significa que todos ganemos igual, que los incentivos desaparezcan..pero sí significa que no es necesario que unos tengan tanto que no saben qué hacer con ello (aparte de contarlo) y otros tengan brazos, piernas, ganas..pero tengan que mendigar o malvivir.

A un partido de derechas se le supone defensor de los ricos y no tanto de los desfavorecidos. A un partido de derechas se le supone más cerca de liberalismo que del intervencionismo del Estado.

A un partido del Sentido Común se le supone defensor de todos y centrado en la única idea de hacer que el país que se gobierne sea el sitio ideal para aquellas personas que quieren trabajar honradamente y participen colaborando como buenos ciudadanos. A un partido del Sentido Común se le supone sobretodo defensor de los derechos de aquellos que honrados y trabajadores son, además, desfavorecidos.

A un partido del Sentido Común le gusta más el liberalismo que el intervencionismo, pero sin que ello signifique gobernar sin gobernar. Un Gobierno interviene para con-vencer a sus ciudadanos y para RE-gular las relaciones entre ellos.

Y una forma inteligente, necesaria es RE-distribuir la riqueza de un país rico cada vez lleno de más pobres.

Rajoy, ya has hecho un RE, ahora te toca otro, ¿te atreves?

¡Viva el Partido del Sentido Común!

Share
Categoría: General