Peor

Acabamos de ver en Antena 3 @antena3com una información que nos ha sobrecogido: los profesores no van a poder disfrutar de la ventaja más conocida de su profesión: unas largas vacaciones.

Todos sabemos que para que un producto, una persona o una profesión sea comprado o deseado tiene que ser atractivo. No descubrimos nada con esta afirmación.

A La profesión de profesor – que en su día fuera una de las profesiones más respetadas y respetables – van a despojarle de uno los atractivos que permite atraer a personas muy brillantes a una profesión con escasos alicientes económicos y de reconocimiento social (¡que triste!).

Las profesiones son también un producto. La Iglesia intenta captar a sacerdotes, el Ejército a militares y la sociedad en general debería preocuparse por intentar captar a buenos profesionales para que se conviertan en profesores. Para ello deberá conseguir que ese producto o profesión sea atractivo.

Si te racanean la pasta, te miran y tratan con desprecio, te hacen currar a lo bestia y te dicen que no curras, si finalmente también te quitan las vacaciones pues casi mejor me dedico a otra cosa.. ¿no?

Sin buenos profesores es imposible que nuestra sociedad mejore. ¡Es imposible! Si hacemos que la profesión de profesor sea cada vez menos atractiva ¿qué crees que pasará?

No hace falta ser Premio Nobel, ni saber mucha matemática, ni siquiera haber leído muchos libros… para contestar a esa pregunta sólo hace falta un poquito de sentido común.

¡Viva el Partido del Sentido Común!

Share
Categoría: General

1 Response

  1. Mercedes dijo:

    ¿Dos meses de vacaciones?, firmé mi contrato en un colegio privado, ahora concertado, hace 27 años y dispongo de un més de vacaciones en verano.
    Debo estar a disposición del colegio durante el més de Julio, para cursillo de recuperación de alumnos con asignaturas pendientes o lo que el centro precise.
    Mi profesión no deja de ser atractiva por tener más o menos vacaciones, mi profesión deja de ser atractiva por la falta de reconocimiento al trabajo que realizamos con los 30 alumnos que tenemos cada hora de clase, algunos, según dicen sus padres ¡no saben qué hacer con ellos! .
    Me voy a descansar para mañana presentarme delante de 30 y 30 y 30…, con alegría, paciencia, comprensión y mucho Sentido común.

    Enviado el marzo 20th, 2012 a las 0:18

Deja un comentario