Pepe

Los del Partido del Sentido Común no somos grandes aficionados al fútbol. Estamos muy sensibilizados por la capacidad del fútbol en influir en los ciudadanos y especialmente los niños . La enorme influencia de futbolistas, periodistas deportivos, entrenadores, directivos sobre una buena parte de los ciudadanos es indudable.

Los aficionados de uno y otro bando utilizan los argumentos que sus ídolos dicen, repitiéndolos sin pudor. La falta de objetividad es la constante. Los aficionados son capaces de criticar un acto realizado por el adversario y elogiar el mismo acto si es cometido por el club que respaldan.

Si un independiente se ríe de su infantilismo, se cabrean.

Nos gusta asemejar un equipo de fútbol con otra organización cualquiera, por ejemplo, un partido político. Los comportamientos negativos de un político pueden ensuciar al conjunto del partido. Por eso, nunca entendimos la complacencia de R con algunos de sus secuaces. No es importante si son condenados o no, importa la legitimidad (que no tiene porque coincidir con la legalidad) de sus actos.

Nos gusta el paralelismo de un equipo de fútbol y una empresa. Las empresas que permiten la existencia de directivos corruptos o cuyos comportamientos sean indeseables, favorecen que esos comportamientos se extiendan por la propia empresa y por todo el ecosistema.

Desde el Partido del Sentido Común sugerimos que en la organizaciones deben prevalecer la gente de bien, gente normal, gente responsable, gente que sepa gobernar sus propios actos para que sirvan de estímulo para el resto de quienes les vemos y rodeamos.

A aquellos que con sus actos nos conducen por el camino equivocado, debemos expulsarles.

Pepe juega en el equipo más laureado de la historia del fútbol español, el Real Madrid. Pepe es incompatible con el fair play, por lo que entendemos que es el espíritu de un deportista y representa un evidente daño para nuestra sociedad. Creemos que es muy recomendable que sea invitado a salir del equipo y a habitar lejos de estos lares civilizados.

Los chavales que ven a actuar a Pepe saben que uno puede pegar en el suelo a un contrario con saña y es posible volver jugar al fútbol. Los chavales que ven actuar a Pepe pueden llegar a creer que pegar violentamente, pisar a un adversario es una buena forma de actuar. Los chavales que vean actuar a Pepe y repitan las imágenes de quien para muchos se está convirtiendo en un ídolo, pueden ser un peligro para los demás.

Échale un vistazo a este vídeo que anima a Pepe a seguir siendo como es.

La verdadera Responsabilidad Social de las empresas empieza por la acción de sus integrantes, que suponemos que deberá ser consistente con los valores que la empresa representa. ¿Representa Pepe los valores del Real Madrid?

Esperamos, estamos seguros que no.

¡Viva el Partido del Sentido Común!

Share
Categoría: General

2 Responses

  1. Miguel García dijo:

    Leo, ha sido un verdadero placer encontrarles, empecé viendo el enlace de PEPE, muy a tono con las ideas que ahora estamos rebotando en México a punto de elegir presidente.

    Ya estamos hartos de que estos “PEPES” que siempre se mantienen en el poder.

    Me uno al Partido del Sentido Común y ya empecé a compartir tus ideas con mis amigos.

    Un abrazo y gracias por la claridad de tus ideas
    Miguel

    Enviado el abril 4th, 2012 a las 5:19

  2. Leo Farache dijo:

    Gracias, Miguel. Espero que les vaya bien. Un abrazo.

    Enviado el abril 5th, 2012 a las 15:36

Deja un comentario