Gestionando adolescentes

Hoy los del Partido del Sentido Común estamos de en hora buena por un doble motivo

Por una parte hemos puesto espacios de publicidad en nuestra página, lo cual asegura la viabilidad de este espacio a través de los pingües beneficios que se obtendrán del justo reparto con Google. Los redactores están contentos porque podrán comer caliente (eso es lo que se creen..)

Y por la otra parte, hemos terminado de escribir un libro que hemos titulado “Gestionando adolescentes” y hemos subtitulado “La adolescencia no es un problema, es una oportunidad. Propuestas y Relatos que ayudan a gestionar mejor la relación con tus hijos”.

Llevamos un día buscando editorial y ya estamos nerviosos. Es el síndrome de nuestros días. En vez de ver pasar la vida (eso es lo que nos ha dicho hoy que hace nuestro amigo Fernando. Él es un tipo inteligente), la vida nos ve pasar a nosotros y se queda mirando a la vida de otro y le pregunta que como es posible que vayamos con ese careto y estemos así (de mal, se sobreentiende).

Ayer estuvimos en clase de yoga y nos dimos cuenta que el profesor no para de utilizar paradojas. La preferida es “hay que trabajar mucho para estar relajado”. No nos podemos creer que ese mismo mensaje aplique al borde del río Ganges, pero aquí encaja perfectamente.

Volvemos con el libro. Hemos escrito “Gestionando adolescentes” porque tenemos la suerte de haber ido conociendo muchos relatos de padres no demasiado contentos (es un eufemismo) mientras han tenido a hijos adolescentes, hemos tenido la oportunidad de leer muchos y buenos libros sobre educación, conversar con muchos profesores y porque es un tema que nos apasiona.

Además si “Gestionamos bien a los adolescentes” tendremos un mundo mejor, padres más contentos, adolescentes más conscientes y, en definitiva, más sentido común.

Ojalá podamos contar en algunos meses que el libro se publica.. Entre tanto, seguimos con lo nuestro:

¡Viva el Partido del Sentido Común!

Esperamos que la publicidad no moleste y ofrezca algún consejo útil…

Share
Categoría: General

Impresionados

Nos gusta ver y escuchar a un político que combina la sabiduría con la modestia, la claridad con ser ponderado en sus manifestaciones.

Estamos impresionados. Sí, nosotros – los del Partido del Sentido Común – que tantas veces hemos escrito sobre la lamentable percepción que tenemos sobre los políticos. Estamos impresionados con José Manuel Soria, el ministro de Industria, Energía y Turismo.

Una de las razones por la que hemos sido impresionados ha sido la utilización continuada de un concepto: sentido común. Dice Soria que sus primeras decisiones no tienen ningún componente ideológico, “son sólo de sentido común” : lectura bimensual y exacta de los contadores de la luz, utilizar los recursos energéticos instalados, dejar de pagar a Francia el almacenamiento de recursos y nombrar una localidad donde instalarlos, intentar fusionar empresas públicas, etcétera.

Nos ha impresionado que Soria agradezca a su predecesor sus explicaciones en el período de transición y le facilitara el trabajo en algunas de sus primeras decisiones, aunque no acierta a entender porque no se tomaban antes en el Gobierno de Z (esto dicho con un cuidadísimo tono y educación)

Nos impresiona de Soria que tenga un blog http://www.josemanuelsoria.es/ que está muy bien.

Nos impresiona su capacidad de comunicación, su estilo, que lejos de provocarnos indignación (la que sentimos cuando vemos a algunos de los suyos y a casi todos los de Z), nos provoca admiración y lo que es más importante, tranquilidad.

Felicidades a su jefe, R, por nombrarle y felicidades a Soria. Ojalá que nunca se muestre frentista y siga utilizando como mantra el sentido común.

¡Viva el Partido del Sentido Común!

Share
Categoría: General

La dificultad de ponerse en su lugar

C., una señora que conocimos hace unas semanas, estaba muy triste. La habían robado el bolso mientras comía en un restaurante donde, supuestamente, los que acuden van a comer y no a robar. C., nuestra protagonista, había cubierto su bolso con un abrigo y lo había dejado en una de las sillas desocupadas de la mesa donde almorzaba con una familiar.

“¿Cómo es posible que me hayan robado? No había nadie sospechoso, todos los que estaban allí tenían una pinta buenísima” se lamenta.

“La dificultad de prevenir un robo es directamente proporcional a la dificultad que tenemos de ponernos en el lugar del ladrón. Entender su falta de escrúpulos, su arrojo, su temeridad y esa alienación…, nos resulta imposible” le decimos.

Hoy nos ha venido a la mente esta reciente anécdota porque hemos sufrido la maldad de un tipo refugiado detrás de un cargo que ostenta en una institución académica. Este mal bicho incumple con su palabra sin importarle si ese incumplimiento pudiera acarrear graves perjuicios a aquel con quien ha incumplido.

Un desencuentro, una disparidad de criterios e incluso – como es este caso – el incumplimiento de la palabra dada, se consiguen mitigar con la bondad y buena disposición de las partes. Cuando tu interlocutor es malo, pretende abusar de una supuesta posición de poder, es cuando uno no sabe reaccionar porque le resulta muy difícil encontrar la manera de ponerse en el lugar del otro. Tener como motivación hacer daño al que está enfrente es un papel con el que la gran mayoría no empatizamos y por lo tanto no sabemos gestionar rápida y adecuadamente.

¿Qué puede hacer que una persona aparentemente normal perjudique a otra persona sin importarle las consecuencias? Lo desconocemos, pero debemos tratar de evitar que este tipo de personas se prodiguen.

Los del Partido del Sentido Común seguimos las instrucciones implícitas en la frase de Einstein “No me preocupa la gente que haga el mal, sino la gente que lo permite”. El chulo, malvado, displicente y egoísta ejecutivo tiene que ser depuesto del cargo que le permite hacer daño a nosotros y a otros muchos. Debemos intentar por todos los medios que no hayan más personas que sufran sus malas artes.

Nos resultará difícil seguirle la jugada y ponernos en su lugar. Tendremos que estar preparados para esconder nuestro bolso debajo de muchos más abrigos.

¡Viva el Partido del Sentido Común!

Share
Categoría: General

Legalidad y legitimidad

Los corruptos, los delincuentes de cuello blanco siempre esperan encontrar el vericueto legal que les devuelva a la libertad y que permita que su hoja de antecedentes penales quede impoluta.

Todo el mundo deberíamos saber que existe una gran diferencia entre legalidad y legitimidad. Una determinada forma de actuar puede ser legal que no legítima.

Los más peligrosos son aquellos que creen que todo lo que está dentro del margen de la legalidad, les ampara. Son aquellos que se hacen rodear de los mejores abogados, de las mejores influencias, de las fechas que prescriben, de todo aquello que les permiten bordear la legalidad aún sabiendo que sus actos ilegítimos.

Sí, legales, pero ilegítimos.

Los corruptos siempre están “deseando que los tribunales les juzguen para que se conozca la verdad de los hechos”, “preparando su defensa” y niegan todo por evidente que sea. Viven con la esperanza que cualquier artículo de algún código les permita escurrirse de la sentencia, de la cárcel. Aún después de culpados defenderán su inocencia porque aún les quedan más abogados, más fechas, más influencias, más artículos e incluso quizás algún soborno.

Sois legales, pero no legítimos. Dejadnos que nos riamos de vosotros, capullos.

Es legal utilizar mal el dinero público. Quizás sea legal que la empresa de tu hija reciba una subvención siendo presidente de una comunidad autónoma. Quizás incluso sea legal que unos muertos reciban dinero de todos o que uno se deje comprar por unos regalos.

Será legal que el periodista le saque dinero a una empresa a cambio de sus silencios. Quizás sea legal que el empresario dé dinero al responsable de compras de la empresa cliente.

Creemos que el bienestar ético de una sociedad no se mide por el ratio de presos por cada mil habitantes.

Debemos premiar y reconocer comportamientos legítimos y castigar los que no lo son. En cualquier ámbito de la vida. Y para eso no hacen falta jueces… sólo hace falta moral y algo de sentido común.

¡Viva el Partido del Sentido Común!

Share
Categoría: General

Cristiano es malísimo. Y ahora qué

Los que somos del Atlético de Madrid y no lo somos por herencia paterna es que, por definición, no nos gusta el fútbol. Pero nos gustan cosas mucho más importantes que el fútbol: el sentimiento de equipo, el buen rollo, el reírnos de nosotros mismos.

La agencia Sra. Rushmore consiguió explicar lo que es ser del Atlético de Madrid con aquel maravilloso spot “Papá, ¿por qué soy del Atleti?”

Muchos atléticos no vemos con buenos ojos a nuestro vecino de enfrente – se puede y debe decir que somos antimadridistas -. Los madridistas no se explican cómo podemos ir con el Barça antes que con el Madrid. La explicación es bien sencilla: los madridistas se desconojaron de nosotros – con razón pero durante tantas semanas – que les cogimos tanta tirria que hace que prefiramos que gane el Spartak de lo que sea antes que verles contentos. ¡ Y esa es, en parte, la gracia del fútbol!

Ahora queremos decir algo: Cristiano es malo de remate, se esconde cuando juega con el Barça y me parece un chuleta. Y decimos esto para ver si tenemos la suerte de saber qué es lo que Mourinho nos puede llegar a hacer. Hoy pondremos la alarma incluso estando en casa, porque según dijo el macarrilla portugués en rueda de prensa “el que toque a Ronaldo se las tendrá que ver conmigo”.

No llegamos a entender como ningún periodista deportivo se levantó en dicha rueda de prensa en la que Mou retó a los periodistas. Ese supuesto periodista podría haberle dicho a la cara que Ronaldo le parecía un inepto (aunque en realidad no lo sea, debe ser un jugador excepcional. Ya digo, no nos gusta el fútbol y por eso somos del Atleti). El periodista en cuestión se hubiera ganado la fama y el reconocimiento de la mayoría de la ciudadanía.

Mou es graciosillo, un buen entretenimiento sino fuera porque le tenemos demasiado en cuenta y hay muchos chavales admirados por su chabacanería, chulería y mal gusto. Chavales que creen que liderar un equipo de personas es hacerlo como Mou y que para hacerse respetar hay que ser displicente, retador y mal educado.

Estamos esperando la venganza de Mourinho en la sede del Partido del Sentido Común. Supongo que dejará pasar al menos unas horas porque un tipo tan inteligente supongo que tendrá como una de sus máximas que la venganza se sirve plato frío.

A los millones de seguidores del Partido del Sentido Común que son madridistas les decimos que admiramos a Casillas, Xabi Alonso, Vicente del Bosque, ¡ah! y a Santiago Bernabéu.

¡Viva el Partido del Sentido Común!

Papá ¿por qué somos del atleti?

Share
Categoría: General

Frases prohibidas: Es que yo soy así

Hoy es menos necesario que nunca decir, anunciar, publicitar cómo uno se ve a sí mismo. Es más inteligente, menos soez, de más sentido común aguardar que sean los demás que hablen de uno.

Pero hay muchos que no están de acuerdo con esta afirmación y son capaces de llenar mucho tiempo de conversación – más bien monólogo – hablando de uno mismo y terminar explicando tras una descripción barroca, altiva, arrogante, presuntuosa: “Es que yo soy así”.

“Yo les saqué del problema y les presté el dinero que me pidieron. Sin intereses ¿eh?. Y desde que se lo presté, no les he pedido nunca que me lo devuelvan. Es que yo soy así”. Muchas veces esta frase prohibida esta trufada de mentiras y exageraciones que supuestamente debieran certificar la bondad del individuo para que la frase “Es que yo soy así” quede circunscrita a un contexto favorable a quien la esté patrocinando.

Entre tanto, la persona que soporta el chaparrón de auto alabanzas y elogios que el autor de “Es que yo soy así” se ha infringido a sí mismo, va formándose su propia opinión que por amplia mayoría difiere bastante de cómo se ve el propio monologuista.

Las marcas, las empresas, los políticos, las personas debemos sentirnos muy inseguros cuando tenemos que contar cómo somos sin esperar a que los demás nos digan cómo nos ven.

En la era de la comunicación interactiva, de las redes sociales parece un tanto estúpido contarle a la población lo bien que uno lo hace en vez de esperar que sean los demás que lo califiquen a uno para después aprender o seguir mejorando.

Eso es lo que le ha pasado al Metro de Madrid en su campaña más por menos. Corres el peligro que ser percibido como un estúpido y encima te den por todos los lados…

¡Viva el Partido del Sentido Común!

Share
Categoría: General

Sí, sería bonito y justo

El recién estrenado Gobierno nos ha dado en el bebe, como se suele decir. Ha lanzado un croché de derecha y nos ha dejado al borde del knock out.

Suponemos que es necesario, debemos gastar menos, no gastar lo que no tenemos.

¿Pero por dónde hay que empezar? Parece que lo suyo sería recortar primero por aquellas partidas que hacen que el ciudadano se sienta agraviado con respecto a la clase política que tanto descrédito ha ido acumulando con su zafio comportamiento.

La administración central española tiene más coches oficiales que la administración de los Estados Unidos. Al parecer somos el sexto país con más coches oficiales del mundo.

Los diputados han decidido obtener recompensas que la gran mayoría de los trabajadores no tenemos y eso produce un lógico malestar entre los ciudadanos.

Nuestro amigo Antonio nos ha enviado un correo electrónico que ahora compartimos contigo…

Ley de Reforma del Congreso de 2011 (enmienda a la Constitución)

DESPIERTA ESPAÑA!

Pido a cada destinatario que reenvíe este e-mail a un mínimo de veinte personas de su lista de contactos, y a la vez, pedir a cada uno de ellos que hagan lo mismo.

En tres días, la mayoría de las personas de este país tendrán este mensaje. Esta es una idea que realmente debe ser considerada y repasada para el Pueblo.
Ley de Reforma del Congreso de 2011 (enmienda de la Constitución de España)

1. El diputado será asalariado solamente durante su mandato. Y no tendrá jubilación proveniente solamente por el mandato.
2. El diputado contribuira a la Seguridad Social. Todo el mundo (pasado, presente y futuro) actualmente en el fondo de jubilación del Congreso pasará al régimen vigente de la Seguridad Social inmediatamente. El diputado participará de los beneficios dentro del régimen de la S.Social exactamente como todos los demás ciudadanos. El fondo de jubilación no puede ser usado para ninguna otra finalidad.

3. El diputado debe pagar su plan de jubilación, como todos los españoles.

4. El diputado dejará de votar su própio aumento de salário.

5. El diputado dejará su seguro actual de salud y participará del mismo sistema de salud que los demás ciudadanos españoles

6 El diputado debe igualmente cumplir las mismas leyes que el resto de los españoles

7. Servir en el Congreso es un honor, no una carrera. Los diputados deben cumplir sus mandatos (no más de 2 legislaturas), después irse a casa y buscar empleo.

Si cada persona pasa este mensaje a un mínimo de veinte personas, en tres días la mayoria de los españoles recibirán este mensaje.
La hora para esta enmienda a la Constitución es AHORA.

ES ASÍ COMO PUEDES ARREGLAR EL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS.
Si estás de acuerdo con lo expuesto, reenvía. Si no, borralo

Tú eres uno de mis 20 Contactos. Por favor, manten este mensaje CIRCULANDO.

Si Rajoy quiere que nos sintamos cerca de él y de su equipo, tendrá que hacer lo que nadie ha hecho antes: Ser un político y, por tanto, procurar generosa y honradamente el bienestar de sus conciudadanos.

Si Rajoy pretende que el divorcio entre clase política y ciudadanía se profundice no tiene más que seguir por el camino que ya ha iniciado.

Es sencillo, está tirado. Es de puro sentido común.

¡Viva el Partido del Sentido Común!

Share
Categoría: General

El móvil

¡Feliz 2012 desde el Partido del Sentido Común!

No es que hayamos estado leyendo las obras completas de Agatha Christie, bien al contrario, seguimos profundizando en el conocimiento del ser humano a través de las lecturas y de la observación. Así pues, nunca acabaremos y siempre estaremos llenos de contradicciones..es lo que tiene esa tarea.

Intentamos entender el comportamiento de algunas personas a través de sus motivaciones. Se trata de descubrir el móvil que les hace llegar a comportarse de una forma inesperada, sorprendente y que no corresponde con lo que se supone que han pactado consigo mismos y con su entorno.

Nos preguntamos, como supongo que muchos otros, qué es lo que ha podido mover a Urdangarín a convertirse en un insaciable depredador de millones, utilizar el nombre del Rey en falso para supuesto beneficio propio.

Nos preguntamos reiteradamente: ¿Qué es lo que mueve a un individuo a hacer este tipo de perrerías, golferías?

Lo primero que concluimos es que debió creerse impune y, por lo tanto, a salvo de cualquier inspección, juez o periodista. Urdangarín se creyó, como le ocurre a tanto directivo de empresa, político, deportista..que las normas están para que otros las cumplan. Este podría ser un móvil de los denominados pasivos. ¿Por qué no voy a hacer algo que entiendo que me beneficia si sé que no me perjudica? Si este fuera el móvil, podríamos concluir que Urdan es un capullo.

La acumulación de actuaciones del Duque en pos de más y más dinero pudieran ser fruto de una enfermedad compulsiva. Este es la segunda posibilidad o móvil. A DSK le gusta chingar enfermizamente, a Urdangarín le gusta ver todos los días que la cuenta de su banco es más grande. Sabe de los riesgos, pero los asume, necesita un psiquíatra que le ayude.

Su comportamiento está lleno de tanta estulticia que nos atrevemos a pensar que no se creía impune ni tampoco le gusta el dinero.

Hay otro móvil sobre el que hemos estado pensando mucho durante estos días de asueto.

Urdangarín podría ser un agente secreto del gobierno norcoreano con la misión de hacer tambalear a nuestra monarquía y utilizar a España como punta de lanza de sus ataques al mundo mundial. Nosotros hemos estado buscando móviles suficientemente importantes cómo para entender lo que este tipo ha hecho y sólo se nos ocurre este. Es republicano, con un par de pelotas e imaginativo. No estamos de acuerdo con su actuación, pero esto quizás le justificase ¿no?

¡Viva el Partido del Sentido Común!

Share
Categoría: General