El origen de la crisis

Ya hemos descubierto el origen de la crisis. Lo hemos hecho atando cabos.

El cabo que andaba suelto era el de la motivación. Dice el gran Daniel Pink que los esquemas de motivación basado en “Si haces y consigues esto… entonces te premio con aquello” son unos grandes limitadores de la productividad y la creatividad.

Pink se basa en muchas investigaciones científicas realizadas durante los últimos cuarenta y cinco años que demuestran que sólo aquellos a trabajos que son mecánicos les sirve este esquema que él titula “If… then” (Si haces… entonces)

Para los demás trabajos que no sean mecánicos, el hecho de centrar tanto a la persona en “tienes que hacer esto” es limitativo. Según Pink el trabajador no mecánico tiene que buscar soluciones que pueden estar fuera del enunciado del propio esquema de motivación: “Si haces esto…”

Espero haberme explicado razonablemente bien.

Mientras veía a Daniel Pink pensaba en los esquemas de motivación del sector financiero. “Si consigues pasta vas a tener la oportunidad de ganar mucho, mucho dinero” (es importante que entones esta frase adecuadamente. El mucho, mucho tiene que tener gran énfasis y cuando digas la palabra dinero debemos apretar los dientes y que tus ojos semividriosos – fruto de la emoción – transformen la palabra dinero en el maná que todo lo salva”. Practica, por favor)

El financiero del banco en cuestión – y conozco a unos cuantos que ganan un pastón y sólo saben hacer bien eso – se concentra tanto en la cuestión de hacer ganar pasta que lo convierte en un acto mecánico que arrolla a todo lo que se ponga por delante, incluidos a su moral, a sus conciudadanos (¿cómo se explica, sino, lo de tipos dando instrucciones a los directores de oficina para que prestaran hipotecas por encima del valor de la vivienda?)

Este esquema se ha propagado por nuestra sociedad y como el “if” que nos han dicho es ganar dinero se nos ha olvidado todo lo demás.

Tan verdad tiene que ser mi razonamiento que las autoridades han llegado a pensar en poner limitaciones a esos esquemas para trabajos mecánicos-financieros (no es necesaria mucha inteligencia) aplicados a un sector fatalmente desregulado.

Hay que saber bien qué es lo que se da al ser humano. Somos gente peligrosa. Bueno, algunos. ¡Que les den!

Abajo el link con el vídeo de Daniel Pink.

¡Viva el Partido del Sentido Común!

Daniel Pink

Share
Categoría: General