Frases prohibidas: Y por lo demás, ¿qué tal?

Seguro que a veces te ocurre que te encuentras con alguien y no sabes de qué hablar. Pero algo hay que decirse, ninguno de los dos tenéis ganas de contaros la vida…y es en ese momento cuando se produce una conversación la mar de interesante, una pena no tener una grabadora.

Vamos a un ciclo de conferencias muy interesantes bajo el nombre de El Ser Creativo. A la salida del Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid nos encontramos con un viejo conocido y nos saludamos

- Hola, Pedro ¿qué tal?, alegría verte
- Hola, ¿y vosotros qué tal?
- Muy bien, acabamos de salir de aquí, nos tenemos que ir a la oficina. Hace mucho tiempo que no teníamos noticias el uno del otro. ¿A qué te dedicas?
- Sí, hace mucho tiempo que no nos vemos. A los negocios. Y entonces, por lo demás ¿qué tal?
- Por lo demás todo bien, con trabajo afortunadamente.
- Me alegro un montón. Y por lo demás ¿qué tal?
- Bien, bien. Nos vemos..

Y salimos corriendo.

Tanta preocupación por nuestro devenir, por saber qué tal nos iban las cosas, nos produjo un sentimiento conmovedor. A punto estuvimos de emocionarnos delante suyo. Notábamos que el interlocutor estaba realmente interesado por saber qué tal estábamos, si íbamos a poder sobrevivir, superar la crisis de los cuarenta (esa ya parece superada) y las que vengan.

Y por lo demás ¿qué tal?, preguntar por preguntar, un mensaje vacuo. Una frase de nuestros días. Una frase prohibida.

¡Viva el Partido del Sentido Común!

Share
Categoría: General

Es posible


Nos hemos dado una vuelta por algunas webs de algunas televisiones. Hemos prestado una atención especial a la de Antena 3 y más concretamente a la del Grupo Antena 3.

No vemos mucho la tele, pero procuramos estar al tanto del medio de comunicación social por excelencia. Seguimos con atención que de la parrilla de programas de esta cadena de televisión ha desaparecido DEC (Dónde estás corazón) y al parecer la tendencia es que todo lo que huela a reality, contenidos del corazón va a ir desapareciendo.

¿Es posible hacer una tele con artistas de verdad, con humor sano y que “la gente” lo veamos? (“Tu cara me suena”, “El hormiguero”)
Debe ser que no es necesario poner mentiras, chismorreos para que el negocio de la tele funcione. Debe ser que es posible que la tele nos forme al tiempo que nos entretenga..(“Atrapa un millón”, “Ahora caigo”, “La ruleta de la suerte”)

Mira lo que dice la web del Grupo Antena 3 en un documento titulado “Políticas de compromiso social” dentro de sus políticas de responsabilidad corporativa:
“Contribuir al progreso es uno de los objetivos del Grupo Antena 3 en el marco de su compromiso con la sociedad. Para lograrlo, la compañía trabaja en dos direcciones. Como grupo de comunicación, haciendo un uso responsable de la información y de los contenidos que emiten sus medios de comunicación, consciente de la gran capacidad que tienen de influir en la opinión pública y de promover cambios en las actitudes de sus audiencias”

En nombre del sentido común, gracias.

¡Viva el Partido del Sentido Común!

Share
Categoría: General

Frases prohibidas:Los españoles

Ya no sabemos si ser español lleva inherente la esquizofrenia y los españoles somos capaces de todo.

Si hacemos caso a lo que dicen los que dicen dirigir los partidos políticos uno es español y piensa una cosa y también piensa la contraria.

Leamos lo que dice Rajoy sobre nosotros, los españoles:

“Los españoles avalan lo que hizo el PP en el congreso de Valencia”
“Los españoles merecen un Gobierno que no les mienta”
“‘Yo no tengo prisa, la prisa la tienen los españoles’
“Los españoles han manifestado su voluntad de cambio”

Leamos lo que dice Rubalcaba sobre nosotros, los españoles:

“Los españoles están saturados del ‘tú más’ y de los insultos”
“Los españoles “tienen derecho” a que, quienes aspiran a gobernar, “les digamos la verdad”.
“Los españoles no olvidan que el PP es un partido antisocial”
“Los españoles eligen entre el que tiene propuestas y quien les pide un cheque en blanco”

R y R vienen a decir que “Los españoles” pensamos todos los mismo. Tan ingenuo como aquellos que dicen “Los trabajadores de Telefónica son muy trabajadores” o “Los taxistas son unos ratas” o “Los blogueros son unos indeseables” o “Los hombres no trabajan tan bien como las mujeres”

Tendemos a generalizar, a meter a todos en un saco, con lo que nos jode que nos metan a nosotros en uno. ¿Es eso convincente? ¿Hay alguien que se crea que los españoles están hartos con unos y con otros al mismo tiempo que están contentos con los otros y los unos?

Dicen que los políticos tienen muchos asesores que les dicen qué conviene y qué no conviene decir. Desde el Partido del Sentido Común nos preguntamos si estos asesores y sus jefes no se han preguntado sobre el valor de la diferenciación, sobre lo que retorna la credibilidad y la honradez en el mensaje.

Alguien los crío y ellos se juntan. Hoy en 2011, volvemos con la máquina del tiempo a 1982, ¿o no? “Los españoles” creíamos que habría algo más de ingenio y creatividad..

¡Viva el Partido del Sentido Común!

P.D. En este espacio hay más frases prohibidas. Puedes encontrarlas poniendo “frases prohibidas” en el buscador. Esperamos que te gusten.

Share
Categoría: General

Innecesario

Hemos llegado a la conclusión que la falta de respeto es a menudo equivalente a hacer uso de lo innecesario.

Cuando se trata de comunicar una idea puede hacerse explicando claramente lo que uno opina, sin tener que molestar a nadie que pudiera discrepar con uno.

Se hace totalmente innecesario exponer algo sobre lo que uno opina, ridiculizando o atormentando a aquellos que no opinan igual que tú. ¿o no?

Véanse dos ejemplos de ayer y hoy.

Aznar: “Los del 15 M son la extrema izquierda marginal antisistema”.

Rubalcaba:“¡como tengamos que esperar a que Dios nos mande algunas indicaciones económicas, vamos listos!”

En España hay muchas personas que les gusta el movimiento 15 M y otros muchos que estando en desacuerdo con su organización y planteamientos, admiramos, en cambio, su capacidad para haber removido conciencias. Y, en cualquier caso, les respetamos y esperamos (que no siempre lo hacen) que ellos también respeten.

En España hay muchas personas que son creyentes y no les gusta que se hagan ironías con Dios y otros muchos, que siendo agnósticos, nos gusta que otros crean y que seamos capaces de respetarnos unos a otros.

Parece poco inteligente (según Cipolla sería estupidez: hacer daño a otro mientras uno se hace daño a uno mismo) meterse con los demás y crear animadversión contra uno, aunque sea la animadversión de tus adversarios.

Además de poco inteligente, creemos que es poco político. Es tan innecesario como irrespetuoso.

¡Viva el Partido del Sentido Común!

Share
Categoría: General

Lo primero es lo primero

Hoy estamos que nos salimos.

Los del Partido del Sentido Común hemos decidido aplicar el menos común de los sentidos hasta su grado máximo y hemos llegado a la conclusión que lo primero es lo primero y lo segundo viene después.

Si estás de acuerdo con este impresionante aforismo, te proponemos que lo primero es comer. Sin comida hay hambre y cuando hay hambre no se puede pensar y en el peor de los casos hay muerte.

Si estás de acuerdo que lo primero es comer, quizás coincidas con el Partido del Sentido Común que debe haber comida para todos.

Si fuéramos nosotros quienes saliéramos a la palestra para decir cuáles son nuestros planes, plantearíamos como slogan “Lo primero es lo primero y lo segundo viene después”.

Tiene bastante más contenido y creatividad que el “Quiero ser el presidente de todos los españoles” que reza en la home de la web del PP.

Y nuestro slogan tiene más de todo que el lamentable “Escuchar, hacer, explicar” del candidato que nunca debería haber sido. La web del Psoe se redirecciona a rubacalba.es (¡ostras Pedrín!)

Si fuéramos nosotros los que tuviéramos que hacer un programa electoral, tendríamos como eje estratégico “Lo primero es lo primero y lo segundo viene después”. Porque cuando uno tiene las ideas claras y confía en ellas conviene ser coherente.

No dejaríamos por ninguna de las razones que el 30% de la población española mayor de 65 años padeciera desnutrición. Si fuéramos gobernantes se nos caería la cara de vergüenza (sobretodo por no hacer nada tajante e inteligente para evitarlo)

Ni permitiríamos que el 25% de los niños españoles sufriera malnutrición aguda. Si fuéramos gobernantes palideceríamos y lloraríamos por nuestra propia incompetencia.

Y haríamos todo lo que estuviera en nuestra mano para que nuestra sociedad ayudara como es debido y no cínicamente para que se acabara – o al menos se redujera – de una PV (puta vez, con perdón) que hayan más de 1.000 millones de personas en el mundo con hambre.

Supongo que debemos ser unos idealistas, unos ignorantes pero no podemos entender como uno puede estar de político, hacer campaña y nunca hablar de lo primero.

¡Viva el Partido del Sentido Común!

Share
Categoría: General

El origen de la crisis

Ya hemos descubierto el origen de la crisis. Lo hemos hecho atando cabos.

El cabo que andaba suelto era el de la motivación. Dice el gran Daniel Pink que los esquemas de motivación basado en “Si haces y consigues esto… entonces te premio con aquello” son unos grandes limitadores de la productividad y la creatividad.

Pink se basa en muchas investigaciones científicas realizadas durante los últimos cuarenta y cinco años que demuestran que sólo aquellos a trabajos que son mecánicos les sirve este esquema que él titula “If… then” (Si haces… entonces)

Para los demás trabajos que no sean mecánicos, el hecho de centrar tanto a la persona en “tienes que hacer esto” es limitativo. Según Pink el trabajador no mecánico tiene que buscar soluciones que pueden estar fuera del enunciado del propio esquema de motivación: “Si haces esto…”

Espero haberme explicado razonablemente bien.

Mientras veía a Daniel Pink pensaba en los esquemas de motivación del sector financiero. “Si consigues pasta vas a tener la oportunidad de ganar mucho, mucho dinero” (es importante que entones esta frase adecuadamente. El mucho, mucho tiene que tener gran énfasis y cuando digas la palabra dinero debemos apretar los dientes y que tus ojos semividriosos – fruto de la emoción – transformen la palabra dinero en el maná que todo lo salva”. Practica, por favor)

El financiero del banco en cuestión – y conozco a unos cuantos que ganan un pastón y sólo saben hacer bien eso – se concentra tanto en la cuestión de hacer ganar pasta que lo convierte en un acto mecánico que arrolla a todo lo que se ponga por delante, incluidos a su moral, a sus conciudadanos (¿cómo se explica, sino, lo de tipos dando instrucciones a los directores de oficina para que prestaran hipotecas por encima del valor de la vivienda?)

Este esquema se ha propagado por nuestra sociedad y como el “if” que nos han dicho es ganar dinero se nos ha olvidado todo lo demás.

Tan verdad tiene que ser mi razonamiento que las autoridades han llegado a pensar en poner limitaciones a esos esquemas para trabajos mecánicos-financieros (no es necesaria mucha inteligencia) aplicados a un sector fatalmente desregulado.

Hay que saber bien qué es lo que se da al ser humano. Somos gente peligrosa. Bueno, algunos. ¡Que les den!

Abajo el link con el vídeo de Daniel Pink.

¡Viva el Partido del Sentido Común!

Daniel Pink

Share
Categoría: General

Debate

Los empleados de El Corte Inglés hacen manifestaciones porque el Presidente de la compañía ha decidido que los guardas de seguridad sean contratados a otra empresa.

¿A qué esto sonaría hilarante, una protesta sin sentido, estúpida?

En nuestra pequeña empresa tenemos subcontratados un servicio que está plenamente integrado en nuestra cartera de productos. Los que nos prestan el servicio – Javi, Jesús, Mario y otros compañeros – tienen una empresa con la que – sin mediar relación contractual formal – nos entendemos de maravilla. La relación entre las dos partes es honrada y beneficiosa para ambos.

¿Te suena bien?

Hay un debate instalado en la sociedad y en los partidos entre lo público y lo privado.

Los del Partido del Sentido Común creemos que la obligación de lo público es asegurar y controlar la prestación de determinados servicios. No es necesario que los prestatarios del servicio sean funcionarios. De hecho, es mejor que no lo sean.

Los profesores de instituto son peores que los profesores de los colegios concertados y privados, no porque cobren menos (que en muchos casos cobran más) sino porque están funcionarizados (adjetivo peyorativo), peor organizados y sienten menos la presión de la mejora continua que es imprescindible en un entorno competitivo que ayuda a mejorar.

Los gestores de las televisiones públicas son peores gestores porque, por lo general, están peor elegidos, tienen fijados objetivos que no casan con el interés general y juegan con dinero cuya procedencia parece etérea, porque es de todos. Cada madrileño – sea bebé, ejecutivo o moribundo – debe 40 € de media solo por la deuda acumulada de Telemadrid. Una auténtica vergüenza que hace mucho daño vistos los acontecimientos.

Este año se cumplen 100 años del primer contrato de servicios con un Ayuntamiento. Las alcantarillas, el agua, la basura las limpian y recogen unos señores que son pagados por una empresa privada a través de un contrato que regula claramente las relaciones entre el Ayuntamiento y dicha empresa.

¿Es necesario que el profesor, el médico, el basurero, el periodista sean empleados públicos? No, rotundamente, no.

Necesitamos empleados públicos – políticos – que sepan elegir bien qué hacer con el dinero, contratar a aquellos que saben prestar bien el servicio y a buen precio, controlarles. Renovarles si lo hacen bien y echarles si no cumplen con lo pactado. Ese empleado público tiene que ser inteligente e incorruptible.

Trabajar en la función pública es, por lo general (siempre hay honrosas excepciones) un chollo para aquellos que no les gusta trabajar, pensar.. y es un tormento para aquellos que les hierve la sangre pensando cómo pueden participar activamente para hacer de este un mundo mejor.

Muchos funcionarios empiezan con ilusión su trabajo, pero acaban – lógicamente – contagiados por el entorno en el que viven.

Menos funcionarios, muchos menos. Para ellos, la misma exigencia, responsabilidad y flexibilidad que un trabajador de una empresa privada.

Es cuestión de puro sentido común.

Como el que aplica El Corte Inglés o nuestra pequeña empresa.

¡Viva el Partido del Sentido Común!

Share
Categoría: General

Son únicos

Si hay alguien que pueda hacerlo, son ellos.

Los precedentes, les avalan. Parece que lo consiguen queriendo, cuando en realidad lo hacen sin querer. Ellos son capaces de perder cuando parecía que lo tenían todo ganado. La gente se admira de su capacidad para hacerlo todo mal. Capacidad que, obviamente, no tiene nada de admirable.

Son los hombres del PP.

Fíjate bien qué es lo que han hecho en pocos días.

Traerse a Aznar a la campaña. Uno de los personajes que más rechazo despiertan es ahora sacado de paseo para que, inopinadamente opine y haga que viejos fantasmas del pasado aparezcan. Los del Partido del Sentido Común no le juzgamos, sólo decimos que es poco inteligente que salga ahora a la palestra. No habrá un solo nuevo creyente del PP y es posible que haya muchos nuevos adversarios.

El Presidente de la Xunta dice tonterías. No reconoce su error en el caso de las cajas administradas por gente de su confianza. Echa la culpa al Banco de España. Los votantes pueden preguntarse si este tipo de personas son los que piensan liderar el país. Si hubiera sido tajante, hubiera pedido disculpas y actuado diligentemente habría quedado bien. Un mal ejemplo y demasiado notorio.

La Presidenta de la Comunidad de Madrid enfrentada a los profesores. Ha comunicado espantosamente mal y se ha puesto ahorrar donde no hay que ahorrar. Su enfrentamiento está haciendo un daño espantoso a decenas de miles de familias y hace que su decisión abra aún más la brecha educativa entre los que tienen dinero y los que no.

Los superexpertos en comunicación del PP han ideado una manera para que sus creyentes cedan sus perfiles en las redes sociales para así enviar mensajes simultáneos a sus amigos. Menuda gilipollez. Quien se le haya ocurrido eso es un antiguaya que no sabe nada del nuevo lenguaje, de las nuevas relaciones. Es un estúpid@ e ignorante. Y Rajoy incapaz de saber rodearse de gente que sepa. El PP acabará convirtiéndose en trending topic y logrará que las redes sociales le tumben habiendo ellos iniciado la conversación. Todo un récord. Es casi seguro que al menos consigan tener un caso en alguna escuela de negocio. ¡Felicidades!

Sumas lo que resta cada una de sus tonterías (y algunas más) y te salen las cuentas. Lo van a conseguir. Se lo han propuesto y lo hacen. ¡Qué tíos!

¡Viva el Partido del Sentido Común!

P.D. Hoy hemos ido al Global Education Forum que organiza la Fundación SEK. Los organizadores han decidido, con buen criterio, que no haya nada que huela a político porque ellos no quieren que la educación sea instrumentalizada por la política. Gran encuentro y felicidades a los organizadores.

Share
Categoría: General

Accountability

Eso es lo que nos falta: Accountability.

No sé como traducir esta palabra completa donde las haya. Accountability incluye responsabilidad, ética, explicación, rendir cuentas.

Uno es accountable cuando cumple con todo eso. (Accountable en la wikipedia: http://en.wikipedia.org/wiki/Accountability

Hemos llegado a la conclusión que nos sobra decir (ideas) y nos falta hacer (acción). Quizás nosotros mismos participemos de esta pandemia – hablar sin parar y no actuar -.

Hemos pasado a utilizar las palabras confianza, escuchar, ideas, sentido común como si el uso apropiado de las mismas nos confiriera el privilegio de la razón por ese mero hecho. Y después de lograr la razón nos quedamos quietos, parados..

Son las acciones las que dan crédito a quien las realiza. La palabrería está contaminándonos porque quizás sea tanta y tan vacua que no nos está conduciendo a la acción.

España necesita un plan de negocio, como lo necesita cualquier empresa, comunidad de vecinos. Los ciudadanos nos quedaríamos más tranquilos si nos explicaran hacia donde vamos, qué proponen que hagamos, de dónde ingresamos más y de dónde gastamos menos. Queremos saber cómo construimos una sociedad mejor y cuáles son los pasos que debemos dar.

Los políticos tienen que ser accountables…, lo deberían haber sido desde siempre.

El partido de Rosa Díez (activos donde los haya) propone que un diputado de la Asamblea de Madrid no pueda recibir más que un salario público y así evitar que no estén en lo que tienen que estar. Creo que ha sido Rubalcaba el que ha propuesto que un alcalde no pueda ser al mismo tiempo diputado. Rajoy tiene ideas contra la corrupción (¿?)

¿No les parece – señorías – que Vds. llevan mucho tiempo como para que sea ahora que se les ocurran estas ideas? ¿No les parece -señorías – que su accountability está por los suelos?

¡Viva el Partido del Sentido Común!

Share
Categoría: General