Los mejores versus los pelotas

Z se va. Bueno, en realidad se irá. Todavía hay que echar mas agua caliente para que se las pire.

Y he aquí un momento interesante, la sucesión.

Z se siente abrumado por la fidelidad de sus secuaces y quiere hacer lo posible para que la dinastía Z se mantenga. Es un republicano raro. Es un gestor anti gestión. El sentido común de Z es un oxímoron al que hay que buscar significado o quizás sea puro surrealismo.

Me dice mi amigo Siro que supone que me lleva mucho tiempo escribir esto. Le digo que no, que esta gente te lo pone fácil.

Los pelotas antes que los mejores. Que sea fiel aunque sea muy tonto. Pero que sea muy fiel. Para descargo de Z esta elección, la del pelota, es muy frecuente en las empresas. La mucha inseguridad de unos penaliza las ideas, la inquietud, la inteligencia de otros.

Roosevelt hay pocos. Él premiaba, buscaba la discrepancia. Quería escuchar a quienes podían enriquecer su pensamiento.

Queremos que se vayan los mediocres y que vengan otros. Solana, Almunia, Leguina, Patxi López, Paco Vazquez, aparentemente parecen de otra galaxia si los comparas a Z y sus secuaces…

Más de lo mismo, no por favor. Los pelotas ya han tenido su ministerio, su premio, que ahora vengan otros, menos pelotas, pero mejores.

Z, no sabes bien las ganas que tenemos de despedirte. Lo vamos a hacer por todo lo alto. Te lo prometo.

¡Viva el Partido del Sentido Común!

Share
Categoría: General