Sobre la verdad

Escribe el catedrático Antonio Ruiz de Elvira (el de la foto) en un artículo publicado el 12 de septiembre de 2010 en el diario El Mundo que “Podemos arreglar el asunto, tenemos las herramientas necesarias. Pero para ello los científicos y los políticios tenemos que hablar a seres adultos e inteligentes, contar la realidad, unos, y cumplir lo que se firma y se promete, los segundos(..) El problema, como todos los problemas, es ocultar la realidad”.

Durante estos últimos días he leído a Einstein en “El mundo como yo lo veo” (comprado a un euro junto con El Mundo) que curiosamente es prologado por el mismo Ruiz de Elvira.. Dice Einstein que no ha buscado la facilidad y la felicidad como objetivos puesto que considera esos fines en sí mismos una base ética propia de una piara para cerdos.

Escribe Einstein, en cambio, que los ideales que le han alumbrado el camino han sido la verdad, la bondad y la belleza.

Supongo que la mayoría de las personas podrán estar de acuerdo con la reflexión de Einstein. Pero nuestra organización de sociedad, en cambio, no.

No buscamos la verdad, buscamos tener la razón.

En el cole, en el master se enseña oratoria, una divertida práctica que consiste en defender posiciones, aunque no te las creas. Tu compañero, convertido ahora en adversario de oratoria, defenderá la posición contraria a la tuya aunque él o ella se crea más la posición de su contrincante.

Camps dice que la verdad está en las urnas. Chaves dice que le parece injustificable que alguien hable de su familia en el Parlamento, que le parece un ataque a su intimidad.

La verdad es que en Valencia se dan y se han dado contratos por amistad, con comisiones y que esta Comunidad se gestiona mal el dinero del contribuyente, atendiendo a intereses de enriquecimiento personal. Esa es la puta verdad (perdón, pero cabrea mucho)

La verdad es que es muy sospechoso que gran parte de la familia de Chaves trabaje directa o indirectamente con la Junta de Andalucía y hay que ser muy calzonazos para no darse cuenta que eso es cuando menos feo, muy feo.

Z y R no quieren saber la verdad. La verdad es que tenéis una gran responsabilidad, que es la de procurarnos una vida mejor. Ellos miran hacia otro lado, muertos de miedo porque no saben qué sería de ellos si echaran a Camps y a Chaves. Si alguno de los dos actuara atendiendo a la verdad ganaría de calle las elecciones. Pero para ello hay que amar la verdad y tener un par de huevos de tamaño normal y no esa mierdecilla que esconden estos dos debajo de sus pantalones.
La verdad no es importante para vosotros. Simplemente queréis tener la razón. Y vuestra razón es que os votemos y creéis que eso os legitima para todo.

Ya no podéis quedar con Einstein pero podéis quedar con Antonio Ruiz de Elvira. Ojalá se os pegue algo y vuestro balance al final de vuestros días sea mucho mejor que el que ahora es. Hacéis daño. Iros.

¡Viva el Partido del Sentido Común!

Share
Categoría: General

Deja un comentario