Frases prohibidas: Tengo un problema

Es tan emocionante encontrar nuevas frases prohibidas. Nos superamos.

El otro día un tipo encantador me invitó a comer. Y encima, me regaló una frase prohibida. Una persona generosa, donde las haya.

Durante el almuerzo lo pasamos extraordinariamente bien, hablamos de nuestros planes de futuro inmediato…, llegaba la Semana Santa.

A mi interlocutor o invitador todo le va de maravilla. No es de extrañar, es una persona a la que el común de los mortales admiraríamos, querríamos.. y el común de los clientes necesitaríamos.

Fue ya en la calle, a punto de decirnos adiós y desearnos lo mejor para el tiempo que íbamos a dejar de vernos cuando llegó la frase prohibida.

Él me dijo: “Mi problema es que me gusta comer, me encantan las mujeres y me pirra viajar”. Cabeceó levemente de derecha a izquierda y volvió su mirada sobre mí, como confesándose, “ese es mi problema”, sentenció.

No, no creas, no lo dijo con pena, ni remordimiento, escogió la frase “tengo un problema” para sucesivamente explicar, supongo, porque no está cómo una sílfide, porque pasa de tener pareja estable y las razones que le conducen a gastar mucho dinero en viajar.

Gracias a mi conocido, rememoré esta frase en boca de muchos, quizás también en mi boca. “Tengo un problema, es que quiero mucho a mis hijos”, podría decir uno o “Pues mi problema sí que es grave, me gusta mucho el cine, el teatro” comentaría otro en la misma conversación.

Parece que a veces nos gusta convertir en problemas incluso aquello que aparentemente son placeres, que no necesariamente virtudes.

Si pones en el buscador de este espacio, frases prohibidas, puedes encontrar algunas más. Te agradeceré cualquier aportación aunque tengo un problema y no hago caso a todas.

Lo mismo algún día, algún político se planta y nos dice que “Tengo un problema. Estoy pensando sólo y exclusivamente en el bienestar de los ciudadanos”. Si lo dice así, los del Partido del Sentido Común le creeremos.

¡Viva el Partido del Sentido Común!

Share
Categoría: General

2 Responses

  1. Always Candy dijo:

    Creo que personas como esas que describes en tu post necesitarían una buena cura de humildad y que dejaran de decir gilipolleces cuando en este país más de un 20% de la población está desempleada, amenazada por embargos y por supuesto,… viajar,… de viajar mejor no hablamos, verdad?

    Un saludo.

    Quizás no he pillado muy bien el sentido de tu entrada, pero ese “personaje”… me ha irritado!

    Enviado el abril 28th, 2011 a las 11:31

  2. Leo Farache dijo:

    Que no te irrite. Es un tío espectacular, encantandor. Pero, efectivamente, en nuestra forma de hablar podemos conseguir ser ridículos e irritar. Por eso me parece que es una frase prohibida.

    Enviado el abril 28th, 2011 a las 15:04

Deja un comentario