Periodista protestón e ignorante

Conozco a varios periodistas protestones.

Son protestones con la situación actual, se quejan de todo, nos hacen ver que España va mal, que aquí las cosas no acaban de despegar, que deberíamos aprender de otros.

No me parece mal. Me parecen, cada uno de ellos, un coñazo, pero no me parece mal…, sino fuera porque me parece mal, fatal.

Me parece mal el periodista protestón, quejica, deprimente, que todo lo ve mal.. y no se aplica el mismo nivel de exigencia consigo mismo. O al menos, un parecido nivel de exigencia.

Me informan que uno de esos periodistas protestones fue cazado recientemente en su ignorancia. La pregunta que planteó durante un seminario, dejo entrever que no sabía diferenciar entre dos asuntos muy primarios para el sector en el que trabaja.

Mi informador opina que lo mejor sería que alguien viniese y comprase el negocio de ese periodista protestón e ignorante. Yo creo que lo mejor es que sus anunciantes, colaboradores y audiencia le castigaran por ser tan ignorante al margen de ser tan protestón y deprimente.

El periodismo digital tiene grandes ventajas – dinamismo, rapidez, inmediatez, aprovechamiento de la inteligencia colectiva – pero tiene también grandes desventajas: parece que el que más se mueve es el que más sabe, el que mejor informa. Y eso, no es así.

Voy a intentar no leer ni ver a los periodistas protestones porque demasiado a menudo son ignorantes. Y no quiero que se me contagie. Ser periodista no es patente de corso. ¡No!

¡Viva el Partido del Sentido Común!

Saludos desde Lima. Tierra de gente encantadora, educada, cariñosa, impresionante.

Share
Categoría: General