Gates y Fabra

¡Felicidades Castellón! Una de las principales preocupaciones de los castellonenses ha sido resuelta. Era un clamor popular: Castellón lo necesitaba si quería que sus gentes pudieran vivir mejor, aumentar el empleo, que las tierras fueran más productivas. Era un mal endémico, de toda la vida. Menos mal que el interés general – esta vez sí – ha vencido los intereses particulares de unos pocos.

En defintiva: era necesario. Por una vez las autoridades se han puesto al lado del pueblo y le han hecho caso.

Catellón ya tiene aeropuerto y esa tierra, que tanto necesitaba de la comunicación aérea, se siente liberada puesto que es zona de dificilísimo acceso. No en vano Castellón es la isla más remota de la Islas Valencianas.

Tiene mucha razón Luis Carlos Fabra, el admirado y querido por toda España cuando dice que “no vamos a dejar la oportunidad de inaugurar el aeropuerto cuando se trata de la obra más importante que se ha hecho en Castellón”. Fabra se ha dejado la piel en esto, creo que son 140 millones de euros los que ha invertido este hombre generoso donde los haya. Pobrecillo, lo da todo por Castellón. Se ha dejado todo su patrimonio en este, tan necesario aeropuerto.

Veo en TED (www.ted.com) a un tipo que no debe saber lo bien que se administran los recursos en Castellón. No debe conocer a LuisCa. Este pobre hombre, sin apenas idea de nada se llama Bill Gates.

En su breve conferencia (son diez minutos. No hacen falta más si tienes algo interesante que decir y sabes decirlo bien) nos cuenta que las empresas no pasamos la vida analizando en qué gastamos cada euro que sale. Dice que incluso en las grandes empresas hay decenas o centenas de analistas que valoran en qué se gasta el dinero la empresa. Analistas que además opinan al respecto.

Dice Bill Gates – insisto que no conoce Castellón – que la principal empresa en casi cualquier país son los gobiernos públicos y que estos no cuidan de nuestro dinero. Y que su forma de gastar el dinero pone en peligro el futuro de los países porque su poca sabiduría en el gasto lleva necesariamente a sacrificar dinero de la educación (supongo que entre otras muchas cosas). Y lo demuestra.

Los del Partido del Sentido Común no pedimos mucho. Queremos mecanismos de control, gente que administre el dinero con sumo cuidado, valorando la rentabilidad económica, social, presente y futura de lo que hagan. Queremos que se nos asegure que toda la mierda en torno a adjudicación de concursos públicos va a ser eliminada. Cualquiera que haya estado cerca de ese mundillo sabe que todo es mentira. Los gestores crean al mismo tiempo la trampa que la ley.

No necesitamos aeropuertos en Castellón porque eso no diferencia a la provincia del resto de España, afecta a demasiados pocos teniendo mucho por hacer. Es poco inteligente y huele demasiado a protagonismo y para los bien pensados también a otras cosas.

En Valencia necesitan cambiar. Lo lamentable es que los de Z son realmente malos y la población no tiene a quién votar.

Te dejo el vídeo de Bill Gates. Enjoy it!

¡Viva el Partido del Sentido Común!

Share
Categoría: General

Deja un comentario