Ética

Ayer tuve la oportunidad de conocer a una persona cuyo discurso me emocionó mucho. Lamentablemente, sólo llevaba un pañuelo de papel y no pude enjugar mis lágrimas y sonarme (con perdón) con la comodidad debida.

Antes de que esa persona – Liz Murray – hablara en el escenario del Teatro Alcázar y delante de unos 600 chavales y unos pocos adultos tuve la suerte de escuchar en directo por segunda vez en mi vida a Antonio Garrigues Walker.

Lo que escribí hace tiempo, sigo hoy pensándolo aún con más fuerza y rotundidad. Ponte a comparar a Z y a R con Garrigues y se te caen los palos del sombrajo. Si Garrigues fuera Presidente del Gobierno, tu y yo sabríamos que la inteligencia y la ética prevalecerían por encima de los intereses personales, el amiguismo, el engaño y la corrupción.

Compara a Z y a R con Garrigues y encuentras tan grandes y severas diferencias que te hacen pensar cómo podemos tener tanto y haber elegido tan mal.

Las breves palabras que Antonio Garrigues Walker dirigió a los chavales versaban sobre la ética. A él, como a ti y como a mí supongo que lo primero que nos preocupa es tener la sensación de estar representados por quiénes lejos de tener un comportamiento ejemplar, nos enseñan una asquerosa combinación de frentismo y corrupción acompañado por un voluntarismo infantil.

En defnitiva una combinación de maldad y estupidez que a los del Partido del Sentido Común no nos mola nada.

Garrigues definió la ética como “Hacer lo que se debe hacer”. Nada más que eso. Y escuchándole me di cuenta que no siempre hago lo que debiera hacer.

Garrigues es genial, es sabio..tiene mucho sentido común. Garrigues consigue hacernos pensar, cambiar, ser mejores.

Antonio Garrigues Walker: ¡Sálvanos!, por favor.

¡Viva el Partido del Sentido Común!

P.D. Gracias, muchísimas gracias a la APD por invitarme a ese maravilloso acto con Liz Murray y Antonio Garrigues Walker.

Share
Categoría: General

3 Responses

  1. Raúl dijo:

    Esta vez´te suscribo plenamente, las 2 oportunidades que he tenido de compatir con él me ha invadido la misma sensación. Pero ya conoces la expresión: cada pueblo tiene el alcalde que se merece.

    Enviado el marzo 11th, 2011 a las 14:23

  2. Jorge dijo:

    Yo fuí uno de los pocos que votaron la opción liberal cuando se presentó junto con Roca alas elecciones generales. Siempre me ha parecido un lujo así como lo fue su hermano Joaquín y especialmente su padre al que tuve el gusto y la oportunidad de conocer y ver a diario durante una etapa de mi vida. No puedo estar más de acuerdo con tu post.

    Por cierto ahí va otra frase prohibida, ya muy pocas veces se oye, pero fue paradigam de una época pasada: “Usted no sabe con quien está hablando”. Sacale jugo por favor, seguro que vuelvas a hacer un comentario brillante como el resto que compartes con nosotros, siempre desde el sentido común.

    Enviado el marzo 12th, 2011 a las 18:53

  3. Leo Farache dijo:

    Gracias, querido Jorge. Tomo nota de tu frase prohibida. Gran abrazo.

    Enviado el marzo 12th, 2011 a las 20:38

Deja un comentario