Lo que no cambia

Lo único que no cambia es el cambio.

Siempre se producen cambios y, por lo general, no sabemos adaptarnos bien a ellos.

Hoy un buen amigo me cuenta que en su empresa han tomado de la decisión de hacer unos cambios y mover a Pepito al puesto de Juanito y éste a su vez al de Paquita. Vamos, que han hecho un totum revolutum para despertar y motivar al personal.

Este amigo me confiesa que ninguno de los cambiados se ha quedado plenamente satisfecho con el cambio. Todos le buscaban alguna arista negativa que hacía que el cambio no fuera percibido como plenamente positivo.

Le he preguntado a mi interlocutor si los que han sido cambiados de puesto son jóvenes.

Él me ha respondido que sí.

No cabe otra explicación que el sentimiento de sentirse propietario del puesto para entender que cada persona no quería abandonar lo suyo a pesar de proponerles un nuevo plan, con lo que eso tiene de excitante.

Educar para el cambio, para aquello que nunca cambia.

Fíjate bien, sabemos que el cambio es lo único que nunca cambia y en cambio nunca se educa para el cambio.

Bonito trabalenguas. Búsquemosle alguna solución. De esto y otras cosas me encantaría que se hablara en los programas de los partidos políticos que, por cierto, tan poco cambian.

De esto y otras cosas les hablo a mis hijos y creo (sólo creo) que les encanta.

¡Viva el Partido del Sentido Común!

Share
Categoría: General

2 Responses

  1. Javier DS dijo:

    “Sé el cambio que quieres ver en el mundo” sentenciababa Ghandi. La alnienación social que está instaurada en los procesos de formación de los jóvenes nos está dejando mermados de iniciativas a la sociedad. Se les está mutiliando y muchos de nosotros sin movernos.Curiosamente, tanto Zapatero como Rajoy, en gran parte responsables de ello no son conscientes de lo que significa. Ellos están a ralentizar este sistema anticuado de forma de hacer política. No son conscientes que la sociedad se está moviendo, gracias a blogs como este Leo. Gracias por la iniciativa.

    Solo desde el moviento y cambio individual de cada uno de los adultos, comprometidos responsablemente con un sentido de la propia vida y lo que supone también en la convivencia, nos convertirá en una una postura modélica y ejemplar para con los jóvenes. Y hará a nuestros hijos merecedores de una vivencia digna, integra y plena.

    Enviado el enero 27th, 2011 a las 16:26

  2. Leo Farache dijo:

    Gracias por tu comentario y por tus amables palabras. Un abrazo. Leo

    Enviado el enero 30th, 2011 a las 19:43

Deja un comentario