Gracias por decir la verdad

Celestino-Corbacho

Hay quien dice la verdad.

Lo curioso es que al decir la verdad revela sus miserias, al tiempo que está pensando que lo que ha dicho es inteligente y que va a conseguir convencer a quien le escuche.

Es decir, se trata de decir algo que es malo pero yo pienso que es bueno.

Los que leemos al que ha dicho esa verdad que nos perjudica pensamos que debe tener algún motivo muy importante para compartir públicamente esa reflexión que tanto daño nos hace.

Hay una razón para que Celestino haya dicho una verdad que a ti y a mi nos perjudica mucho. La razón es que a él, como a muchos políticos, tú y yo le importamos poco. Sólo le importa llegar al poder. Si no fuera así, es imposible que haya dicho lo que ha dicho.

En una entrevista publicada en El Mundo de hoy, el número tres del PSC y que fuera ministro de trabajo dice: “Eso de ir unidos para salvar a la patria no es del siglo XXI”.

Claro, importa más que te hagan consejero que cualquier otra cosa.

Ante la deseable y más que probable eventualidad que no seas consejero, ya adviertes que te opondrás a quien gane las elecciones. Además de ser una advertencia bastante macarra es poco solidaria. Tu coartada es que tu desinterés por ir unido es por ideología.

Lo cierto es que será la envidia quien te invite a oponerte por sistema y porque no te importa lo más mínimo lo que le ocurra a tus conciudadanos.

La gran mayoría de los políticos no merece ser llamados como tales.
Aunque debamos darles a veces las gracias por decir la verdad. La verdad que les descubre.

Celestino, gracias por tu sinceridad. Celestino, tu torpeza nos hace daño.

¡Viva el Partido del Sentido Común!

Share
Categoría: General

Deja un comentario