Ladrones y gabardinas

gabardina

Hay personas que quizás nunca reciban una sentencia que les condene en firme, pero son, como poco, unos ladrones. Según la justicia no son unos delincuentes , sólo porque su delito prescribió o hay algún defecto de forma que impide enchironarles.

Su certificado de penales está limpio. Pero, insisto, son unos ladrones e indeseables.

Su cuenta corriente está llena, que quizás fuera su único objetivo. Su generación de valor y de riqueza a la sociedad, en cambio, muy negativa. Hay primos que usan gabardina que saben bien lo que digo.

Son gente que se hace llamar empresarios pero son, en realidad, ladrones.

Un club de fútbol no es una empresa corriente. Se debe a sus aficionados que lo que quieren a toda costa, son títulos.

También se deben al conjunto de la sociedad. Es lo que ahora dicen que se llama la responsabilidad social corporativa.

Los actos de los jugadores más famosos son imitados por miles de chavales que mantienen que todo aquello que haga Mou, Cristiano, Messi o quien sea está bien.

Mourinho no debe saber el daño que hace utilizando la ley para pervertirla. Afortunadamente la UEFA le ha castigado a él y sus jugadores cómplices.

La instrucciones de Mourinho a sus jugadores para que el árbitro les sacara una segunda tarjeta amarilla y así hacer uso de la ley sin respetar el espíritu de la misma, está mal.

He escuchado a muchos seguidores, a muchos niños decir que Mourinho es listo, que es un ganador y que eso es lo que hay que hacer. ¡aahhh! ¡qué cambien la ley! exclaman divertidos por la treta de su héroe.

A mí eso me da miedo. Quizás es que yo sea un cobarde.


¡Viva el Partido del Sentido Común!

Share
Categoría: General