Sumandos

Tel aviv

Para obtener un resultado positivo hay que sumar. Y las sumas están compuestas por sumandos.

Cuando se trata de gestionar algo tan difícil como un país, los posible sumandos son muchos y hay que decidir con una mezcla de creatividad y foco en aquello que realmente importa.

Más de dos de cada tres personas que trabajamos en nuestro país lo hacemos en el sector servicios. Por lo tanto, la productividad de nuestro país está en buena medida en la capacidad de las personas que trabajamos en ese sector de producir más. De hacer más en el mismo tiempo y para ser incluso más competitivos, hay que hacerlo por menos dinero.

Eso no significa que nos llevemos menos dinero al final de mes sino que deberemos producir más y cada unidad de producción tendrá que tener un coste asociado menor.

Para conseguir que las personas que trabajamos en el sector servicios produzcamos más hace falta la formación apropiada, una mayor motivación y un impulso a la innovación.

En Tel Aviv hay 4.000 pequeñas empresas que se dedican al desarrollo de tecnología. Estas empresas son del sector servicios. Se dedican a escribir líneas de código de nuevas aplicaciones que hacen más fácil la vida a las personas y a las empresas. Pura innovación.

Pregunta: ¿Qué es lo que hace que Tel Aviv sea un semillero tan grande de pequeñas empresas?
Respuesta: El contexto, el marco legal, las condiciones que hacen que florezcan las ideas.

El Gobierno de Israel es consciente que una pequeña empresa de tecnología no representa garantía suficiente para clientes en una materia tan sensible como es la innovación.

El Gobierno de Israel es consciente que una pequeña empresa de tecnología cuyo principal activo es el talento no es garantía suficiente para los proveedores.

¿Qué ha hecho el Gobierno de Israel? Colaborar. (Según la RAE:Trabajar con otra u otras personas en la realización de una obra).

¿Cómo se colabora? Siendo el garante de esas empresas. Las empresas no tienen más que decir lo que van a hacer y después intentar hacerlo. Si después se demuestra su mala fe imagino que irán al trullo. Si las cosas no salen (porque no todo es Alicia en el País de las Maravillas), el Estado se hace cargo de la empresa, asegura la continuidad del servicio a los clientes y el pago a los proveedores.

¿Es esto difícil de llevar a cabo? No
¿Es práctico, útil? Mucho
¿Es posible que alguno de los políticos españoles con aspiraciones a ser Presidente de Gobierno haga algo parecido? Rotundamente, no.
¿Es una pena que esto sea así? Sí.
¿Saben Zapatero, Rajoy, Montilla, Alicia Sánchez, Puigcercós sumar? No
¿Y colaborar? Menos
¿Les falta sentido común? Muchísimo.

¡Viva el Partido del Sentido Común!

Share
Categoría: General