Cosas importantísimas, todas

taxi barcelona

Algunos, muchos taxistas, saben mucho porque escuchan mucho.

Debe haber unos cuantos clientes,entre los muchos que se sientan en el taxi, que digan cosas extraordinariamente interesantes y aquel taxista que es algo avispado sabe hacer con tanto saber una excelente tortilla.

Y hay otro tipo de clientes que no dicen cosas interesantes pero sí aprendemos con los taxistas.

Hoy he ido a Barcelona. Los carteles electorales de unos y otros no dicen nada especial. Me ha llamado la atención el cartel de Montilla que pide el voto en nombre del progreso y se atreve a firmarlo como “President Montilla”. Me resulta chocante que un candidato, aunque ahora sea presidente, haga eso.

Puigcercós dice que es un valiente porque va a convocar el primer referéndum por la secesión y Herrera dice que es verde. Nada nuevo.

Mientras yo iba comentando los carteles que veía en la calle, el taxista me ha leído algunas de las promesas de los candidatos tal y como venía en la prensa: Montilla promete reducción en los peajes, creo que Más promete algún cambio en la Ley del Cine.

El sabio taxista concluye de forma lapidaria comentando con inteligente ironía su opinión sobre las promesas de los candidatos “Cosas importantísimas, todas”.

Los políticos a lo suyo que no es lo nuestro. Terrible e inquietante paradoja.

¿Es tan difícil saber lo que nos preocupa y decirnos cómo piensan arreglarlo de una forma clara, honrada y convincente?

¡Viva el Partido del Sentido Común!

Share
Categoría: General