Meapilas, tú.

Drago

Acabo de ver en la televisión a un ser detestable, asqueroso, repugnante, odioso.

Su nombre es Fernando Sánchez-Dragó.
Supe a través de los medios de comunicación, como tú, que él había escrito un libro con unas conversaciones.

Durante las mismas, manifestaba que se había trajinado, follado a una o dos niñas de trece años. Las críticas arreciaron, le calificaron de pederasta. Los que le defendían decían que se trataba de una figura literaria, aunque la lectura hacía presumir que se trataba de un relato real de su vida. Tal y como había transcurrido.

Hasta hace unos minutos no había logrado entender por qué Sánchez Dragó había escrito eso. Pensé que se había equivocado en un episodio de su vida y que nos haría saber cuanto se arrepiente ahora o que había alguna intención mercantil detrás de esa afirmación que ya se encargaría él de hacernos entender que no era así.

Yo que sé, algo que no fuera lo que acabo de ver.

Sánchez Dragó se escuda en el derecho ecleciástico, en el civil para decir cuando las niñas se pueden casar. Que yo sepa se acostó con una niña que sentía de todo menos amor por este gilipollas.

Sánchez Dragó dice que los que le criticamos somos unos meapilas, unos mojigatos.

Sánchez Dragó argumenta que las niñas de trece años saben lo que quieren, y “más ahora” -dice. Llega incluso a decir la memez que habría que ver caso por caso.

Tu madre seguro que es o era una santa, pero tú eres un gran hijo de p…. (a ver si aciertas lo que significa eso. Seguro que te suena)

Los padres de hijas de trece años quizás estemos aún más sensibilizados y nos encantaría, sabiendo como eres, que nos devolvieras cada minuto que hemos pasado leyéndote o viéndote.

Es más, nos encantaría que desaparecieras.

Creo que sigues presentando un programa en Telemadrid.
Una televisión pública. Se supone que un medio de comunicación que debería ayudarnos a estar más informados, colaborar en nuestro aprendizaje social.

Incompatible con tu persona. Incompatible con palabras como bondad, convivencia, felicidad.

Eres un pobre hombre.

¡Viva el Partido del Sentido Común!

Share
Categoría: General