Frases prohibidas: Como digo yo..

basta ya

Hay muchas personas que después de expresar un pensamiento determinado dicen (decimos) la coletilla “como digo yo”.

“Como digo yo” no va normalmente acompañado de una idea brillante, singular, única. Normalmente finaliza una frase vulgar como “La crisis no remonta ni con un parque de atracciones, como digo yo” o “Cristiano Ronaldo es la leche, como digo yo”.

Normalmente los que dicen “como digo yo” quieren apropiarse de una frase por sencilla que esta pudiera ser, pero una vez que ellos lo han dicho y es “como ellos lo dicen” a uno no le queda más remedio que no utilizar esa frase o volver a repetirla en la conversación y reconocer la propiedad intelectual añadiendo “como dices tú”. Si se produjera este último caso el interlocutor se crecerá y empezará a decir después de cada tres frases “como digo yo”.

“Como digo yo” es también una reafirmación de la personalidad de quien lo dice. Uno demuestra de esta manera que tiene una forma particular de expresarse, la que él dice y hace notar con la apostilla “como digo yo”.

Cuando escuchamos a alguien decir “como digo yo” no tenemos opción alguna para demostrar que nosotros también tenemos un carácter, un nombre, una forma de ser. Una vez que uno ha dicho durante una conversación una frase terminada con el “como digo yo” no queda más remedio que bajar la cabeza y reconocer la derrota.

He conocido a muchas personas que dicen cosas “como dicen ellos” pero nunca he tenido la fortuna de presenciar una conversación con dos personas batallando verbalmente con el “como digo yo”. Debo confesar que pagaría por vivir dicho espectáculo.

Hace una semana conocí en el mismo día a dos personas de la cuadra de “como digo yo”. Me lo apunté entre mis frases prohibidas* y hoy lo comparto contigo porque me gusta hacerlo, como digo yo.

¡Ups!, perdón.

¡Viva el Partido del Sentido Común!

*En este espacio (llamado blog) he ido escribiendo sobre algunas frases que comúnmente utilizamos y que creo que nos ayudan bien poco al ejercicio de comunicar. Hemos llamado a estas formas de expresión “Frases prohibidas”. Algunas de ellas son de los comentarios más vistos en este humilde Partido del Sentido Común. (si quieres ver algunas de ellas pon en el buscador Frases prohibidas. Y si me mandas alguna de lo agradezco).

Share
Categoría: General

3 Responses

  1. Ricardo dijo:

    Hola Leo,

    Al hilo de las frases prohibidas, debo reconocer que hace 4 años, un señor que no entiendo muy bien como, pero llegó a ser un empresario ciertamente relevante, me soltó un:

    ” Ricardo, lo mejor es enemigo de lo bueno”

    Desde aquel momento miré a esta persona con otros ojos.
    El colmo de la mediocridad, solo intentando hacer las cosas de la mejor forma, es posible que salgan bien, pero si intentamos hacer las cosas bien, solo bien, ( no mejor) imagino que muchas veces no llegaremos y saldrán mal, pero bueno, entiendo que es lo que diferencia a los profesionales.
    Tengo que resaltar que el señor que me dijo esta perla estaba en varios consejos de admón. de empresas de pequeño tamaño pero bastante rentables, pero claro, estos derechos le vinieron por herencia, no por hacer las cosas bien, o mejor.

    Enviado el octubre 9th, 2010 a las 21:02

  2. Leo Farache dijo:

    Siento disentir contigo. La interpretación de esta frase puede ser como un homenaje a la complacencia o bien como una crítica a aquellos que ponen excusas para no terminar algo refugiándose en que todavía “todo no está perfecto”.
    Yo también la utilizo mucho, en el segundo sentido.

    Enviado el octubre 10th, 2010 a las 11:35

  3. Ricardo dijo:

    Es cierto que la ambiguedad de la frase deja muy abierto el abanico de interpretaciones.

    Enviado el octubre 10th, 2010 a las 23:37

Deja un comentario