Financieros

dinerofacil1

Tengo, como seguramente tú, unos cuantos amigos financieros. Como muchos de ellos mismos dicenn jocosamente, son un mal necesario. Pero parece ser que pudieran transformarse en mucho más.

He leído recientemente dos artículos que me han animado a escribir estas líneas.

Uno, publicado en El País que he leído en la versión inglesa encartada en el IHT (International Herald Tribune). Ese artículo se titula “De contable a director de estrategia” y habla del ascenso de los financieros a los puestos de dirección ejecutiva. Al parecer, la crisis ha hecho que los Consejos de Administración quieran personas que controlen a los creadores y productores del servicio y por eso ponen cada vez más frecuentemente al frente de las empresas a personas que sepan conseguir que los balances queden bonitos aunque los clientes no estén tan satisfechos.

Por tanto, prima contar más que crear. En España veintitrés de cada cien directores financieros tienen serias aspiraciones de ser nombrados el o la primer ejecutivo de la empresa.

El otro artículo, (leído en IHT) habla de la recién reflotada General Motors, que tras haber recibido de la Administración Obama más de cincuenta mil millones de dólares ha comprado a una empresa que se dedica a financiar las compras de automóviles (la empresa comprada es American Credit).

¿Por qué ha hecho esto General Motoros? Porque los de American Credit, que prestan el dinero a los usuarios que quieran comprarse un coche, están un poco remolones a la hora de conceder créditos teniendo en cuenta que la cosa está como está y conviene tener cuidado a quién se presta la pasta. El propio presidente de GM dice de forma amable que obligará a la compañía comprada a conceder créditos de forma más alegre para comprar coches (lógicamente de GM)

La historia podría acabar de la siguiente manera: GM vende muchos más coches y American Credit las pasa canutas porque una importante parte de sus clientes no le devuelven el dinero prestado. De esta manera, GM tendrá mejores resultados. No será porque los coches sean mejor que los de la competencia, porque los empleados de los concesionarios sean más eficaces. Una jugada financiera conseguirá cambiar la foto verdadera.

Hasta el propio Obama ha mostrado su extrañeza. ¿Os dedicáis a fabricar buenos coches o a gastar tres mil quinientos millones de dólares en alterar las condiciones establecidas del mercado?

Contar bien el dinero y controlarlo todo se ha convertido en una de las profesiones mejor pagadas. Mientras tanto, médicos y profesores han pasado de ser una profesión respetada y deseada a ser una profesión que cada vez más chavales saben que son bonitas pero conducen a la pobreza. Y huyen de ellas.

Poco sentido común.

¡Viva el Partido del Sentido Común!

Share
Categoría: General