Equilibrio

equilibrio

Asisto absolutamente perplejo, como imagino que tú, a lo que nos está pasando.

A los que nos representan les ha dado por ahorrar, no gastar de forma súbita. Si tuvieran que dirigir una empresa por pequeña que fuera no pasarían de los seis primeros meses, después de los cuales habrían logrado todo: tener clientes cabreados, proveedores a los que no han pagado, los empleados desmotivados y concurso de acreedores en ciernes. Negarían la evidencia y sonreirían hasta que la evidencia se desconojara de ellos.

Creo que es difícil que haya buen profesor de marketing sin haber tocado el aula de la realidad. Y creo que es difícil que haya político cuya única realidad haya sido hacer la pelota, luchar por el poder y aprender a hablar con latiguillos convicentes. El primer trabajo serio de Z ha sido ser Presidente de Gobierno. Pobres de nosotros.

El equilibrio aristotélico se hace necesario. También para gestionar una empresa, una familia, una comunidad de vecinos y también un país. ¿Por qué habéis gastado el dinero que no es vuestro con tan poco respeto? ¿Por qué en vez de administrar habéis despilfarrado? ¿Por qué sois incapaces de reconocer vuestros errores, presentaros ante los ciudadanos y buscaros un sustituto inteligente, honrado y válido?

Estas preguntas son para los de un lado y para los del otro. Estando de acuerdo con lo que ellos dicen desde un punto de vista legal (la mayoría de los políticos son honrados) pero son incapaces de pasar el más mínimo examen de ética (la mayoría de los políticos no se levantan por la mañana pensando en los ciudadanos)

Si alguna vez os viera andando sobre una cuerda intentando mantener el equilibrio no dudéis en correr. No tardaría ni un segundo en empujaros y lamento decir que me alegraría de vuestra desaparición.

¡Viva el Partido del Sentido Común!

Share
Categoría: General

Octogenaria

octogenaria

Tengo una amiga octogenaria que me ha contado algo que me ha hecho gracia.

Mi guapa y querida amiga tiene dos amigas – también octogenarias – que comentan la situación actual con dos prismas bien diferentes.

Una de ellas argumenta que la crisis no existe. Los restaurantes están llenos y la crisis es una falacia, una mentira, una exageración.

Su otra amiga se lamenta por el Gobierno que nos toca sufrir. “¿Dónde vamos a ir?, esto es un desastre”. Dice que los restaurantes están vacíos y que las tiendas cierran una detrás de otra.

Has acertado.

Una, la primera, es fiel votante del PSOE y enemiga de todo lo que huela al PP. La otra, la segunda, discrepa de todo lo que no esté a la derecha de Aznar y asocia el socialismo con la perversión.

Mi amiga octogenaria es una de los votos seguros con los que cuenta el Partido del Sentido Común. Quiere mucho a sus dos amigas que no se conocen entre sí, supongo que si se conocieran no se aguantarían más de cuarto y mitad de conversación.

Ella, entre risas, manifiesta que mientras le quede salud piensa seguir pensando.

Sus encantadoras amigas no necesitan pensar, ya saben qué van a votar hasta el día de su muerte.

¡Viva el Partido del Sentido Común!

Share
Categoría: General

El aleteo de una mariposa. Un discurso que pronuncié a los alumnos de segundo de bachillerato del Colegio Santa María del Pilar

Espero que te guste. Estas páginas me han traído grandes recompensas tanto al escribirlo, leerlo y sobretodo con los comentarios de las personas que asistieron o de las que lo han leído después.


http://www.scribd.com/full/31764540?access_key=key-1i0452ti8549ksiga5e3

O en mi perfil de Facebook

http://www.facebook.com/#!/profile.php?id=651784870

Espero que te guste.

¡Viva el Partido del Sentido Común!

Share
Categoría: General

101 años

MANOEL DE OLIVEIRA
Dice Chris Stewart, el primer batería de los Genésis y convertido a escritor de mucho éxito a sus más de 50 años gracias al libro autobiográfico “Entre limones” que: “Para mí, la búsqueda de la comodidad y de la seguridad, tal y como te la venden por la publicidad, es el camino a la muerte espiritual”.

En el mismo periódico que leo esta frase de Stewart, aparece Manoel de Oliveira que estrena como director a sus 101 años una película en la que se aborda el amor y la muerte, “El extrañao caso de Ángelica”.

Y también en el mismo periódico leo una frase de Voltaire “el arte de la medicina consiste en divertir al paciente mientras la naturaleza realiza la cura”. (el periódico que tanto me ha dado ayer es EL MUNDO. Hoy compraré EL PAIS y ABC)

Nuestra felicidad e infelicidad están en nuestros pensamientos, en nuestras percepciones, no en lo que realmente es. Lo escribió Schopenhauer: “Para bien y para mal, es mucho menos importante lo que le sucede a uno en la vida que la manera que lo experimenta, o sea el tipo y el grado de receptividad en cualquiera de las maneras”

Camino del Master de Tenis de Madrid, entablo una interesante conversación con el taxista, de origen boliviano. Eran 14 hermanos, malviviendo según nuestro entender. Al parecer la comida – un gran perolo de maíz – se acababa antes de que acabara de cocerse, tal era el hambre y la competencia. ¡Cualquier cosa por pequeña que fuera nos hacía una ilusión tremenda!, me dice con nostalgia el taxista.

No creo en Dios, o al menos eso creo hoy. Mañana, Dios dirá . Pero tamaño desagradecimiento, tamaño egoísmo deberá ser castigado. De hecho ya estamos siendo castigados víctimas de la desilusión. Y eso que la ilusión se consigue con tan poco, está tan al alcance de nuestra mano.

Los de un lado y los de otro también nos ayudan a aumentar la desilusión. También por eso es importante que tengamos buenos políticos. Algo debemos de hacer entre todos.

¡Viva el Partido del Sentido Común!

Share
Categoría: General

zapateroyrajoy

Mi amigo Ángel ha decidido crear un espacio en Facebook bajo el título “NI Zapatero, Ni Rajoy. Primarias en ambos partidos cuanto antes mejor.”

Fui de los primeros en convertirme en amigo de este grupo y fui el primero en realizar un comentario que textualmente dice “Si no queda más remedio, primarias. Pero si es posible y visto lo visto, prefiero un nuevo partido, el Partido del Sentido Común. Conozco a unos cuantos que de eso – de S.C. – saben un huevo”

Ángel me contesta y escribe: “Pues tampoco es mala idea, era por no caer en la utopía”.

Entre los que han escrito hay algunos que les parece una buena idea lo del Partido del Sentido Común, quizás no sea tanta la utopía.

Si fueras a presentarte por alguna circunsprición en las próximas locales o conocieras a alguien que fuera hacerlo y estás de acuerdo que nos hace falta un Partido del Sentido Común, quizás sea una buena oportunidad para empezar.

Entre tanto, seguimos pensando. Que nos gusta mucho.

¡Viva el Partido del Sentido Común!

Share
Categoría: General

santa maria del pilar

He tenido la suerte, el orgullo y el placer de ser el ex alumno elegido de mi colegio (Santa María del Pilar, Madrid) para dar la charla en la fiesta de graduación a los alumnos de segundo de bachillerato. En mi cole hacen esta fiesta de graduación antes de empezar los finales y la Selectividad, así consiguen que se trate de una fiesta y no haya caras largas (el cole es duro, sigue imperando una equilibrada disciplina y hay unos cuantos que no aprueban o no alcanzan la deseada nota).

Me permito extraer de mi discurso una pequeña parte del mismo. Le había pedido a la directora de ESO y Bachillerato que preguntara a los alumnos sobre cómo se proyectaban dentro de treinta años. Mi discurso fue en cierta medida escrito con los pensamientos de estos chavales de 17 y 18 años.

Sólo uno de ellos manifestó querer ser político…. Y al hilo de esta cuestión, esto es lo que escribí y dije:

“”De todos las compañeras y compañeros que han escrito sobre cómo se proyectan dentro de 30 años, sólo una persona ha dicho que quería ser político. Quiere el bienestar de los ciudadanos y está seguro que jamás sería corrupto.

Einstein dijo que el peligro de la sociedad no está en las malas personas, sino en aquellas personas que permiten el mal.
Te pido que no permitas que los que te rodeen se porten mal contigo ni con otras personas. No permitas la injusticia. No dejes ninguna puerta abierta a quienes pretenden atacar tu dignidad, ciérrala de inmediato.

Durante tu vida es muy probable que tengas oportunidades para enriquecerte a través de caminos más cortos que el del trabajo honrado. La tentación será grande, quizás simplemente que estampes una firma pueda traerte tanto dinero como el que ganes en uno o varios años.

Te pido humildemente que seas de los que diga que no y aún más denuncies a aquellos que roban y se corrompen. Ellos siempre encontrarán alguna justificación para lo injustificable. No les hagas caso y persígueles.
Hoy justificamos al ladrón que ha tenido éxito y se exhibe delante de todos con su botín.”

¡Viva el Partido del Sentido Común! (esto no lo dije en mi discurso).

Share
Categoría: General

¿Empresas?

empresas

Una persona a la que admiro mucho me dice algo así: “Las empresas no se comprometen con las personas y por eso las personas no se comprometen con las empresas”.

Y otra persona con la que salgo a cenar me comenta al hilo de una mala experiencia profesional. “Ya sabes como son las empresas”, lamentándose de su mala suerte.

Al día siguiente salgo a la calle buscando empresas y sólo me encuentro con personas.

Vamos que las empresas están formadas por personas que debe ser que se convierten súbitamente en empresas .

Como este espacio está relacionado con el Sentido Común, creo que eso que acabo de escribir no tiene sentido común, pero debe ser que ocurre.

Los del Partido del Sentido Común pensamos que lo que sucede es que hay personas y personas. Personas sin escrúpulos que como dice un admirado conocido sólo saben de comer más caviar aunque sea en períodos de crisis. Estas personas se convierten en empresas y cometemos el lamentable error de confundir ambos sustantivos.

Y hay personas que saben que son personas incluso cuando son jefes, muy jefes de una empresa. Y casualmente esas personas hacen que las empresas en las que trabajan parezcan más persona y menos empresa.

¡Vaya lío!
¡Viva el Partido del Sentido Común!

Share
Categoría: General

Verdad

Verdad mayo

No sé si voy a tener que dar marcha atrás en algunos de mis planteamientos.

Me dicen que los políticos mienten porque a los ciudadanos no nos gusta escuchar la verdad. Los griegos se lanzan a la calle porque su primer ministro les dice que están mal y que para salir de esa situación hay que tomar medicinas. Los griegos dicen que saben mal y que no quieren tomárselas.

Me cuenta un taxista en Lima que Vargas Llosa no llegó a ser presidente de Perú porque dijo lo que había que hacer, demasiado duro para aceptarlo. Las encuestas le daban como favorito hasta que empezó a decir la verdad.

Sólo los verdaderos amigos, es decir, uno o ninguno te dirán que tu aliento huele mal, que tienes caspa. Y es probable que no te guste y prefieras quedarte sin amigos antes de agradecerle que te haya entregado la verdad.

He tenido algún jefe que no ha soportado mi opinión, una opinión que pretendía ayudar. Me hago mayor (bueno, no tanto) y estoy aprendiendo cosas muy simples. ¿Debo preocuparme?

Lo siento, sigo pensando que la verdad debe decirse. Educadamente, seductoramente. Para eso inventaron la vaselina que es tan buen invento como la verdad.

¡Viva el Partido del Sentido Común!

Share
Categoría: General