Disfrutar o quejarse

Una vez le pregunté a una masajista que intentaba quitarme una contractura si creía que por lo general los clientes a los que trataba eran felices.

-          No  – me respondió con seguridad.

-          ¿Por qué crees que son infelices? – la inquirí.

-          Fundamentalmente porque se quejan. La mayoría de mis clientes se quejan, aunque en realidad no tengan razón para ello.

Me pareció que su análisis sociológico encerraba una gran verdad.

Fíjate en algunas personas a las que les va de maravilla, lo cual debería ser motivo de alegría para todos.

-          ¡Qué bien te va! ¡Eres un afortunado, qué suerte! – podrías decirle a la persona a la que las cosas le van sobre ruedas.

En vez de reconocer su fortuna, compartirla y disfrutarla… nos encontramos con lo siguiente..

-          No te creas. Esto se consigue con mucho esfuerzo. Hay que pagar las nóminas y la cosa está muy difícil. No sabes por dónde puede venir el problema.

-          ¿El problema?

-          Sí, no puedes relajarte ni un minuto. Hay que estar atento a todo, si no pueden venir los problemas.

-          Yo creía que tenías una empresa que te iba bien.

-          Sí, eso es.

-          Anda que si te llega a ir mal. Eres gilipollas.

Está también ese familiar o amigo al que todo le cuesta un montón. Parece que le cuesta un mundo reconocer que alguna tarea que ha hecho ha sido realizada con placer. Reconocer que disfruta sería un signo de debilidad imperdonable. Hay que competir por pasarlo mal, supongo que para dar pena o así estar en condiciones de exigir al cónyuge o al compañero de piso..

-          ¡Qué buena estaba la comida!

-          Pues bien que me ha costado hacerla.

-          Creía que te gustaba cocinar.

-          Bueno, bueno, déjate. Que cocinar no es tan fácil.

-          ¿?

Esta gente en permanente tensión me resultan estúpidos (se han daño a sí mismos y sobre todo a los que les rodean) y nocivos. Prefiero lo contrario, aquellos que dicen que siempre están bien y disfrutan con sólo respirar.

Viva el Partido del Sentido Común

Share
Categoría: General

Deja un comentario