Lo que se nos olvida. Gente hábil (los de Unicef) que nos lo recuerda.

Si digo que hay miles de millones de personas en el mundo que no tienen acceso a agua potable es posible que no te sorprendas.

Si te digo que hay miles de personas, miles de niños que mueren al día porque no tienen qué llevarse a la boca es posible que no te sorprendas.

A pesar de ese drama y de lo fácil que resultaría solventarle la vida a algunos prójimos más, la mayoría hacemos mucho menos de lo que podríamos. Parece que es el territorio de otros.

Nos hace falta comunicación de ONG’s con sentido común, que nos movilice y nos acerque al problema de una forma que no nos haga taparnos los oidos y los ojos (somos así de gilipollas) sino que nos permita reflexionar transportándonos de una forma amable al problema.

He aquí un gran ejemplo de Unicef.

Unicef

Share
Categoría: General