Hay que parar y reflexionar. La historia de Vittorio Storaro.

Leo en El Mundo (Cada día compro un periódico diferente) una entrevista a Vittorio Storaro, el director de fotografía  (él prefiere que se le llame cinematógrafo) de directores como Saura, Buñuel, Coppola, Bertolucci.

Durante la entrevista recuerda que una vez que hubo acabado sus estudios no encontró trabajo porque el sector estaba muy mal. Le ofrecieron trabajos en la televisión que rechazó. Y dice “Simplemente me quedé en casa leyendo, escuchando a Mozart… Ahora tengo claro que ese tiempo fue el más importante de mi vida profesional”.

En nuestros días nos hemos desacostumbrado a parar y reflexionar. Vamos con la lengua fuera y la vida y nuestra imaginación se nos agota.

Escuchar a Mozart, leer a Saramago, hacer más y mejor el amor. Viva el Partido del Sentido Común y la madre que parió a Casillas.

pd: Disfrutad de este largo fin de semana.

Share
Categoría: General