No ser entendido a propósito es un sin sentido

Unsinsentido “…Comprendo lo que quieres decir, pero la muerte está vedada a los dioses. Sí, aunque deberían cargar con todos los crímenes cometidos en su nombre o en su causa” (Del libro Caín de José Saramago)

Me fui el sábado a Mallorca en un viaje de ida y vuelta en el día. Nos pegamos un viaje de lujo – coche de alquiler, buena comida, ensaimadas para la familia- . Gracias a la sanísima competencia entre compañías aéreas que está destrozando a más de uno que quizás se lo merecía y dándonos la oportunidad a muchos de hacer estas pequeñas locuras.

Pero no voy a hablarte de eso, quiero hablarte de comunicación sin sentido.

En la foto que acompaña a este comentario podrás ver un texto explicativo de la Iglesia de San Bertomeu en Soller. El único idioma en el que está ese texto es en mallorquí. Ni en castellano (lo mínimo), ni en inglés o alemán (lo inteligente, teniendo en cuenta la cantidad de anglo y alemano parlantes de la zona).

Coincido con todos aquellos que defienden su cultura, su idioma, su familia, su dios y todo de todo. Les admiro y aplaudo, hacen bien a la comunidad. Por tanto, admiro y aplaudo a los que defienden y cultivan el mallorquí como idioma.

Detesto a quienes, defendiendo su cultura, su idioma, su dios y su familia, perjudican a otros. Y además de detestarles, les llamo estúpidos. Son estúpidos porque haciendo daño a los demás se hacen daño a sí mismos. (Leido en Allegro ma non troppo de Cipolla). Este es el caso. El Iluminado que puso el cartel en mallorquí me hizo daño: no pude entender el texto. El iluminado que puso el cartel se hizo daño a sí mismo: no me entero, no puedo contarlo. Si no cuento, no divulgo, no propago.

Querido Iluminado, seas quien seas: déjalo. Viva el partido del sentido común.

La cita que inicia este comentario es del último libro del grandísimo Saramago. Te lo recomiendo.

Share
Categoría: General

Deja un comentario