Carteles sencillos pero inteligentes

iglesia1iglesia2

Una de mis frases favoritas es “en la sencillez está la inteligencia”. Como cualquiera de las grandes frases en las que a menudo apoyamos nuestro discurso, es una frase accesible, no rebuscada…sencilla e inteligente. El autor es anónimo, mejor, así no confundimos a Gracián con Epicuro.

Dice Marcos de Quinto en una entrevista que le hace Javier Reyero durante los Premios Nacionales de Marketing (www.estoesmkt.com) que el “marketing es aplicar el sentido común a los negocios a fin de entender lo que la gente quiere y estar en disposición de producírselo y dárselo”. Querido Marcos, eres sencillo e inteligente.

Marcos le dice a Reyero que “realmente cuando uno está trabajando en Marketing y Comunicación no puede hacer grandes discursos. Si no lo puedes decir en 30 segundos, no merece la pena lo que vas a decir”. Querido Marcos, eres sencillo e inteligente. Por algo te concedieron el Premio Nacional de Marketing al Líder Empresarial con visión de Marketing.

Pues uno que va buscando cosas sencillas e inteligentes, ha encontrado estas dos que ahora les muestro en sendas iglesias anglicanas. (St Paul Cathedral y la iglesia de St. Paul en Covent Garden – La iglesia de los Artistas-)

Son dos buenos carteles, sencillos e inteligentes. Bastante mejores que mucha creatividad de publicidad exterior que a menudo tiene mensajes complejos, confusos y el antónimo de inteligentes (que uno debe cuidar el vocabulario).

Share
Categoría: General

Homenaje a Alberto Gobbino (y a los que son como él)

Alberto Gobbino no ha muerto, no es nadie conocido, es un tipo fantástico al que apenas he tratado. Pero le quiero homenajear porque es un tipo que a sus – calculo alrededor de treinta años -  te enseña un montón.

Gobbino es un diseñador industrial al que conocí gracias a Macarena San Miguel (la creadora del logo de Más Cuota) probando algo que ha inventado él y que se llama Food Experience.

Tuve la oportunidad de disfrutar de su invento en una exposición en el Retiro.

No voy a contarte de qué se trata pero si quieres montarte una presentación de producto para tus VIP y que sea inolvidable, la Food Experience puede ser lo que estabas buscando.

¿Por qué quiero homenajear a Alberto Gobbino? Por transmitir tranquilidad, por ser tan educado. Por preguntarlo todo al objeto de saber más y mejor. Alberto pregunta ¿Por qué crees que las personas van tan estresadas?¿Por qué crees que esta persona no contesta al teléfono? Tú le haces unas reflexiones y vuelve con el ¿Por qué? Y lo hace en un tono tranquilo, con mucho interés y ayudado por un precioso acento italiano.

Quiero homenajear a los Alberto Gobbino que viven en una gran ciudad como si fuera un pueblo, mirando a los edificios, a las caras de la gente, disfrutando de lo que les rodea y sabiendo que la vida está para vivirla y no para arrollarla.

Share
Categoría: General

No ser entendido a propósito es un sin sentido

Unsinsentido“…Comprendo lo que quieres decir, pero la muerte está vedada a los dioses. Sí, aunque deberían cargar con todos los crímenes cometidos en su nombre o en su causa” (Del libro Caín de José Saramago)

Me fui el sábado a Mallorca en un viaje de ida y vuelta en el día. Nos pegamos un viaje de lujo – coche de alquiler, buena comida, ensaimadas para la familia- . Gracias a la sanísima competencia entre compañías aéreas que está destrozando a más de uno que quizás se lo merecía y dándonos la oportunidad a muchos de hacer estas pequeñas locuras.

Pero no voy a hablarte de eso, quiero hablarte de comunicación sin sentido.

En la foto que acompaña a este comentario podrás ver un texto explicativo de la Iglesia de San Bertomeu en Soller. El único idioma en el que está ese texto es en mallorquí. Ni en castellano (lo mínimo), ni en inglés o alemán (lo inteligente, teniendo en cuenta la cantidad de anglo y alemano parlantes de la zona).

Coincido con todos aquellos que defienden su cultura, su idioma, su familia, su dios y todo de todo. Les admiro y aplaudo, hacen bien a la comunidad. Por tanto, admiro y aplaudo a los que defienden y cultivan el mallorquí como idioma.

Detesto a quienes, defendiendo su cultura, su idioma, su dios y su familia, perjudican a otros. Y además de detestarles, les llamo estúpidos. Son estúpidos porque haciendo daño a los demás se hacen daño a sí mismos. (Leido en Allegro ma non troppo de Cipolla). Este es el caso. El Iluminado que puso el cartel en mallorquí me hizo daño: no pude entender el texto. El iluminado que puso el cartel se hizo daño a sí mismo: no me entero, no puedo contarlo. Si no cuento, no divulgo, no propago.

Querido Iluminado, seas quien seas: déjalo. Viva el partido del sentido común.

La cita que inicia este comentario es del último libro del grandísimo Saramago. Te lo recomiendo.

Share
Categoría: General

Dos categorias de jefes pecadores

Escribí el libro “Los diez pecados capitales del jefe” (Editorial Almuzara) porque el que manda sobre otro (el jefe) tiene la posibilidad de que el mandado (el subordinado) consiga ser productivo y feliz y también todo lo contrario.

Lamentablemente hay más de lo segundo que de lo primero. Y pocos, muy pocos son los jefes que se preguntan sobre cómo podrían conseguir que sus subordinados fueran más productivos y felices. Normalmente prefieren calificar a sus subordinados entre buenos y malos (¿es fulanito bueno? ¿es menganita mala?)

Sigo prestando mucha atención al tema de los jefes, me apasiona. Hay dos tipos de jefes que proliferan y sobre los que quiero advertir: creo que sería más útil una campaña sobre esto que sobre la Gripe A. Un mal jefe es contagioso en la organización y puede producir trastornos a sus subordinados (o empleados como él prefiere nombrarlos) que pueden llegar a durar muchos años.

Los dos tipos de jefes son: los ignorantes y los que saben mucho y se creen superiores. Los primeros no saben y en cambio creen que sólo por ser jefes deben saber de todo. Imaginate el cuadro: un jefe diciendo lo que hay que hacer y quien rechiste a la p.c (puta calle). No escuchan y ellos llegan a las conclusiones más rotundas con argumentos de sólido peso (tipo “la gente quiere…”).

Los segundos (los que saben y se creen superiores) son efectivamente más listos que el resto de los mortales. Tienen mayor visión, son más rápidos, aprenden a una velocidad reservada a los más dotados e inteligentes. Conscientes de ello, se creen superiores a los demás. Y tratan a los que les rodean como seres inferiores.

A unos y a otros les dedicaré próximas entradas.

Share
Categoría: General, , , ,